Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Culpables

Si querés que te avise cuando hay un texto nuevo, dejá tu correo.

Si tenés algo para decir, avanti

(Sí, se leen y se contestan since 2008)

63 respuestas

  1. La juventud busca en la política lo que busca cualquier joven mas o menos del berretaje: plata y putas. La tragedia nacional es que la cristalización de ese sueño tiene el nombre de Frente para la Victoria. Y parece que hay una cola muuuy larga de muchachitos esperando por el «cargo» (todos inútiles) sin otro horizonte.

    Ya lo decía Robledo Puch cuando lo entrevistaron en la cárcel, preguntándole por que robaba y asesinaba: «Lo que pasa es que un pibe sin auto y sin guita no puede estar»

    La juventud «comprometida» es desastre asegurado.

  2. Ensordecedor.
    Espero que el bocinazo sea la chispa que meta a todos estos K en cana.
    Todos y Todas….en cana por chorros y nazis.

  3. «La Campera», mezcla de «La Campora» y de «La Pajera», la corriente de la cual provino el jeropa hein.

  4. Hay dos clases de oficialistas:

    a) Los VIVOS
    b) Los BOLUDOS

    Los VIVOS son los genuflexos como Adenoz, que cobran alguna moneda o hacen uso del Estado de alguna manera.

    Los BOLUDOS son los que siguen a los VIVOS. Estos son los que hacen posible que los VIVOS no laburen.

    Cuanto mas BOLUDOS sean los BOLUDOS…mas VIVOS seran los VIVOS.

  5. Coincido con Adenoz:Los viejos nos llevaron al lugar en el que estamos como país..
    Me tienen las pelotas al plato los viejos quejándose en cada cola de banco, en cada parada de bondi, en cada caja de supermercado, como si este país lo hubieran hecho los pibes que están conectados al FB todo el día.
    Y son los mismos, por ejemplo, que en el 2001 golpeaban las puertas puteando a los bancos y hoy tienen plazo fijos en esos bancos. Y se los van a volver a cagar, y van a volver a putear.Loop infinito de boludez y sálvese quien pueda.
    Slds.

  6. Viejo puto: un pendejo de la facultad donde vos barres el piso, el mayor compromiso con la politica lo tiene para afiliarse a La Pajampora y conseguir un puestito o un subsidio.

    Cuando el modelo caiga, los culpables seremos nosotros, pero no pienso pederme por nada del mundo la temporada de caza de kirchneristas. La única duda que tengo si el trofeo son los dedos o las orejas

  7. Puta madre.
    Por la cantidad de comentarios que generó mi humilde aporte, fruto de la ingesta de un Chardonnay Simone Signoret ’91, creo que me conviene reabrir mi blog.
    O que RDP me pase una moneda.

    Que se yo en que (o donde) van a terminar los pendejos que veo militar. Los troscos saben que no pueden ganar (fuera de un par de centro de estudiantes) ni la conducción de una sociedad de fomento. Serán o radichas, o socialistas, o kirchneristas. Y como no son boludos, apostarán a ganador.
    Claro que hubo jóvenes siempre. Es más, yo también fui joven. Si, les juro.
    Pero lo que noto es como el espíritu que se dio con La Coordinadora, pero más pulido, aceitado y efectivo (no cash, graciosos).
    Como bien dice el camarada Opositor, resolví mi inquietud creando La Campera, que es más pulenta y abarcadora.

  8. Estoy plenamente de acuerdo con Un Opositor: La madre fundadora de la escuela del conchudismo (el feminismo mal entendido que tiene discípulas de la talla de Luber) se tiene que hundir en la mierda que ha creado. Pero no creo en los cuentos de hadas, al igual que el turco, le dejará la mecha corta al pobre infeliz que le suceda, porque no creo sea tan hija de puta de mandar a la carne de su carne (Maxi, el indable) al muere, sabiendo que la cosa no da para más. Bah, quiero creer que hay algo humano bajo esA entA biológicA mal medicadA envuelta en ostentosos trapos de discutible buen gusto.
    Yo sí soy culpable. Soy culpable de no creerle porque hoy, 20, ya no tengo un peso. Soy culpable de no llegar a fin de mes. Soy culpable de dejar que mis valores morales me impidan usurpar una propiedad. Soy culpable de querer las cosas por derecha, con trabajo, no con prepotencia. Soy culpable de no ser lo suficientemente ignorante ni lo suficientemente prolífica para entrar en el target del marketing del modelo.
    En fin, hoy no me toca revolución, estoy ocupada tratando de sobrevivir.
    Un beso, don Relato

  9. Adenoz: trabajo en la UBA y estoy en contacto diariamente con jóvenes militantes. Si vos creés que ese es el recambio … mamita.Por otro lado, el kirchnerismo celebra -casi como una marca cultural- el retorno de los jóvenes a la política, pero ¿qué política? ¿la de De Vido? ¿la de la Cámpora? El tema es que hay jóvenes «sin edad» y casi siempre pelotudos, forritos que se creen progres por leer a Marechal o Walsh o Cooke o -lo peor que les puede pasar- leer al oligo de Laclau. Si este es el recambio estamos en el horno.