Fuerza Cris
S’il ait aucun pain, donnez-leur la croûte au loin du pâté

Cris:

    Antes que nada, espero que no te moleste que te tutee. Doy por sentado que no te jode, dado que llevás unos cuantos años tratándome de pelotudo en cada exposición tuya, esas que en la página de la Casa Rosada tienen el atrevimiento de llamar discursos. Ahora que todos te quedaste sola entre la multitud que todavía corea tu nombre, supongo que te debés sentir más aislada que Pato Bullrich en el Día de la Lealtad, pero no te desanimes, aunque tus funcionarios te deseen fuerza. No te confundas, es más el temor a quedarse sin laburo que la lealtad hacia tu modelo. No es fácil Gobernar un país, lo se, pero tampoco es fácil chocar una calesita. Quería felicitarte por el empeño puesto para que así suceda. No siempre se tiene la oportunidad de conocer a una persona tan obstinada de ser capaz de hacer mierda las mejores oportunidades de su vida en pos de seguir en su lucha contra tus patologías.

    Y es que, en vez de pagarte un buen terapeuta, decidiste utilizar al pueblo entero para canalizar tus traumas irresueltos, arrastrados de una infancia reprimida y un matrimonio a la sombra de un marido golpeador. Deberías haber aprovechado esa situación, en definitiva, dar lástima es uno de tus hobbies predilectos. Sabemos que todo te ha costado el doble por ser mujer, aunque tratar de mantener la coherencia dentro de la mentira, también debe llevar su buen laburo. No debe ser fácil. Es más, no me quiero imaginar el desgaste que te ha generado mantener la postura de preocupada por la realidad del país, cuando en realidad te resbala más que la vida y obra de Amigacho (es un gordito, con cara de nabo, que habla como Néstor y hace los mismos chistes pelotudos. Deberían haberlo contratado en lugar de Timerman, al menos es un payaso consciente).

    Sin embargo, no quiero que te me caigas. Ahora, que hasta tu peluquera te tira de las mechas para verte sufrir un cacho, tenés que estar más fuerte que nunca. Ahora, que la política de medios del Gobierno depende de un pelotudo con ínfulas de periodista, que basa sus informes en Google y termina manejando, sin quererlo, el ritmo de un pelado garca, un viejo choto, una señora con cara de constipación, un gordo con tetas que pretende ser gracioso y sólo causaría gracia en zunga, y un barbudo al que le deben el no poco loable mérito de haber compuesto «La Mierda Oficialista». Ahora, que la inconsistencia del relato obliga a que tengan que elegir cuándo repiten 678 en trasnoche y cuándo no. Ahora, que a TVR no le queda otra que armar informes en contra de Susana Giménez. Ahora, que se te cagan de risa en la cara hasta los Granaderos de la Casa Rosada. Ahora, es cuanto más te pido que no aflojes.

    No quiero que me aflojes, Mujer de la Máscara de Caucho que tenemos por Mandataria. No me bajes los brazos, aunque los colgajos armen complot con la Ley de la Gravedad. Hay que seguir avanzando a paso firme, aunque los únicos que te acompañen sean las Edecanas de la Presidencia y Randazzo, porque todavía no se dio cuenta de qué está pasando. No te deprimas, aunque el Gobierno se caiga a pedazos. Hay que darle para adelante. Tenés que resistir los embates de los millones de necios de siempre, que insisten en jugar en contra de la Patria de todos. Por suerte tenés a la juventud maravillosa, comandada por personas más cerca de la jubilación que de la secundaria. 

   Seguí twitteando, descargando tu bronca por la vida de mierda que te tocó. Y que los necios la sigan mamando. Hay que seguir diciendo que tenés fotos con mucha gente, pero nunca con Videla, a pesar de que tu Canciller sí la tiene. ¿A quién le importa? Hay que profundizar el modelo y seguir gobernando para todos los Argentinos, dándole los negocios a algunos, y facilitando el acceso a la vivienda a los más pobres. No cualquier país tiene la suerte de tener una gestión que permite generar las condiciones necesarias para que un tipo sin vivienda, de golpe tenga un tres pisos para toda su familia a pasitos de la Plaza San Martín.

   Y si los medios cipayos se ponen a contar muertos de hambre, no te asustes. A este pueblo pedorro, no hay poronga que le venga bien. Hay netbooks para todos, Futbol gratarola, televisión digital y de alta definición y vienen a reclamarte comida. Lo que faltaba, gente que se muere de inanición. ¡Si tienen hambre, que se coman los microprocesadores, qué mierda!

   No hay con qué darle a la realidad, Cris, pero ambos sabemos que podés construir la tuya. No te desanimes, los que te aguantamos te deseamos toda la salud posible, una larga vida y la mejor de la memoria para la gente de nuestro pueblo. Para que en cada rincón del planeta en el que te encuentres, podamos saludarte enérgicamente y recordándote todo lo que significás para nosotros.

   Saludos.

«Lo que no podés, es saber de qué lado caerá la moneda»

Martes. Se buscan dadores de testículos en buen estado de cualquier grupo o factor, por rotura total.