Futbolizate
En el mundial se está utilizando una técnica estadística que mide la cantidad de kilómetros corridos por cada futbolista. Al final del partido, te dicen cuántos recorrió cada jugador. Si uno mira las estadísticas sin haber visto el partido, puede encontrarse con alguno que corrió 10 kilómetros y suponer que es un sacrificado, aunque la realidad nos haya demostrado que es un corredor compulsivo que no tocó una pelota, que estuvo siempre mal parado y que las pocas que tocó, las mandó a Madagascar.

Es un sistema que si no fue creado por un argentino, habría que reclamar la patente. El INDEC debería hablar con Cancillería y ver de qué forma se hacen oír. O mandan a Acero Cali o algo. No puede ser que no seamos los únicos que en vez de ver la realidad, nos dedicamos a la estadística menos importante. No es justo. Hay que exigir la urgente reparación para con nuestros criterios. Si nosotros somos los que hablamos de progreso económico y social porque crece el PBI mientras en Tucumán tienen el mismo índice de desnutrición que hace 10 años y en el noreste argentino ya ni da para medirlo, queremos que nos lo reconozcan. Si nuestro Ministro de Economía camina por Paseo Colón esquivando indigentes con la carpetita del INDEC bajo el brazo para luego decir que los índices de pobreza son cada vez más favorables, hay que hacernos respetar.

Yo aviso, en cualquier momento van a empezar a medir el fair play en base a las patadas que se hayan dado los preparadores físicos de las distintas selecciones, para que el resultado sea igual a cero, y ahí sí tendremos problemas. Nuestro índice de precios al consumidor merece ser respetado. Y si la baja del precio de la lechuga mantecosa hace que el aumento del 15% en litro de leche y del 30% en indumentaria, vestimenta y calzado no se refleje en la medición oficial de la inflación, tendremos que exigir reconocimiento al espíritu criollo.

Porque sí y porque no queremos que la Presi se nos pinche. Porque la Cristi está más contenta que Willy Moreno en un sex shop sadomasoquista. Exultante, con 100 mil millones de pesos disponibles para hacer campaña, guita de fondos fiduciarios, jubilaciones de nuestra generación y alguna moneda que puedan rasguñar del Banco Central. Si no alcanza, no hay drama, todavía quedan algunas cajas para hacer mierda. Lo que importa es el ánimo de la Estatua de Sal que tenemos por mandataria. No vaya a ser cosa que se nos deprima y nos empiece a cagar a pedos en cadena nacional de nuevo.

Convengamos que los demás juegan a favor de su ánimo. Al menos es lo que ellos creen. Que se posicione Alfonsín por encima de Cobos en la UCR es digno de resaltar, desde la mediocridad revanchista con la que conciben lo que ellos mal llaman política. Que De Narváez diga que Mauricio Macri utiliza al peronismo disidente en su favor, debe ser motivo para descorchar un Möet et Chandon. Por suerte, ya salió Christian Ritondo a extrañarse de las declaraciones del Colorado. Otro que no debe leer los diarios ni por las tapas en los kioscos. Si De Narváez se saca una foto con Duhalde, Rodríguez Saa y Reutemann, mientras anuncian el acuerdo para pelear internas y, en caso de que no se pueda, ir con sólo un candidato a las presidenciales ¿qué pretendían, que el colombiano salga a bailar con Michetti y Larreta?

En cuanto a Cristina, supongo que nadie le dirá lo que pasó con Ishii, Intendente bajo licencia, de José C. Paz, ultrakirchnerista, lameculos de primera y delincuente de la peor calaña, de esos que se quedan con la guita destinada a los pobres. Un gordo garca que se ofendió con sus colegas de otros partidos porque le soltaron la mano a Néstor en las elecciones del año pasado, y que como buen profesor del clientelismo, salió a “cazar díscolos”. Un traidor que entrega traidores. Bien, entre garcas se entienden.

El resto, son todos datos superfluos, como que el CEO de Mc Donald´s diga que la inflación en la Argentina es preocupante, o que De Vido deje de exportar fuel oil a otros países, para traerlo más caro de la República Bolivariana de Chávez Frías, en un claro ejemplo exponencial de lo que el kirchnerismo considera cuidar los intereses de la patria.

Lunes. Veintidos por ciento de aprobación a nivel nacional después de los festejos del bicentenario. Explíquenla.