Yirando

Cuando lo digo yo, pasa un tren. Lo dice un médico y ahora le dan pelota. Cristina no está bien del marote, está atravesando un profundo pozo depresivo y por ello aparece y desaparece cuando se le da la gana. No es para menos que se encuentre así, con el país en recesión, la inflación en un 36%, una imágen negativa del 80% a nivel nacional y encima cuando se despierta tiene que verle la cara a Néstor, dormido, en cuero y babeando la almohada.

Por ello, aprovechó la oportunidad y se rajó a Cuba, donde por lo menos la tratan como ella cree que se merece. Es lógico, desde Alfonsín que en la isla no reciben a un Presidente argentino. Llegó de noche, con lentes negros fiel a su estilo de diva devaluada, y más que nada para que no se note la carencia de eduído plástico. Su estadía será de 3 días y coincidirá con la asunción de Barak Obama en los Estados Unidos. Una vez más demuestra de qué lado del mundo estamos parados. Firmará con Castro un par de convenios en materia de energía, salud, educación y comercio. La idea es traernos toneladas de caña de azucar para fabricar combustibles alternativos y ampliar el campo de exportaciones en tiempos de crisis, y qué mejor que un país con el poder adquisitivo de Cuba.

La modernidad de Cuba reflejada en los coches oficiales. Oggy Junco probó el vehículo antes que Cristina para corroborar el comfort del mismo.

Entre los acompañantes de la Mandataria, figuran Jorge Taiana, que está más feliz que un pibe en Disneyworld. Es un sueño cumplido poder estar en la cuna de todas nuestras esperanzas adolescentes. Siempre quise llegar al poder y vivir un momento así. Nuestra lucha por un país socialista y sin democracia fracasó, pero bueno, por suerte el pueblo argentino no tiene memoria y acá me tienen ejerciendo la diplomacia de un país democrático, republicano y capitalista, refirió el Canciller argentino.

El Ministro también le advirtió a Cristina sobre la posibilidad de que alguno que otro le reclame por los derechos humanos de los periodistas presos y los de la doctora Hilda Molina a quien le impiden salir de la isla para venir a la Argentina. Según fuentes oficiales, nuestra mandataria pensó que Taiana le estaba haciendo una joda. ¿Cómo van a existir reclamos por los derechos humanos en un gobierno de izquierda? Refirió, incrédula, nuestra Jefa de Estado.

El protocolo por sobre todas las cosas. Chavez y Castro, el camino hacia la reactivación económica y la integración al mundo.

Por suerte en la Patria no pasa nada y estamos todos hablando del Rally Dakar que se corrió en Argentina y terminó ayer. Los periodistas hablando de las maravillas de la organización, de la alegría de la gente del interior que tenían turistas por todos lados y un montón de gansadas más propias del porteño agrandado que cree que en las ciudades del resto del país se morían de hambre hasta que les llegó la civilización de la mano de una competencia. Evidentemente es mucho más interesante pasar en continuado y durante todos el domingo el desfile de los autos por la 9 de Julio, cuando ya ni siquiera están compitiendo, que hacerse eco de que un ex integrante del Ejército Revolucionario del Pueblo es funcionario del Gobierno Nacional, además de haber metido a laburar a su esposa y al gnomo Pérsico como Subsecretario de Comercialización de la Economía Social.

Moyano casi pone el grito en el cielo cuando vio que había camioneros no afiliados al gremio circulando por la Argentina.

Cinco canales de noticias locales sólo para ver el Rally en un país en el que el INDEC empieza a manipular el índice de desocupación apelando a la modernización de una chicana matemática. El sujeto sin empleo que no sea ni estudiante, ni jubilado y se encuentre en la búsqueda activa de trabajo, es un desocupado. Hasta hace unas semanas, se necesitaba al menos un mes desde la última búsqueda. Ahora, con una semana alcanza para borrarlo del listado de desocupados y pasarlo a desanimado. Limpiavidrios, mendigos, linyeras y cartoneros no son desocupados. Quien ya no tiene dinero para comprar el diario y pagarse el bondi para ir a buscar laburo, tampoco es un desocupado. Estarían estudiando la forma de incluir en el listado de laburantes a la vagancia de La Cámpora y otras más que andan por ahí dando vueltas, tomando mate, jugando al truco y cantando canciones de militancia.

Así y todo, hay sujetos a quienes la carencia de empleo no les genera problema alguno, como el carismático lider del masivo movimiento social Quebracho. Esteche anda paseando por Las Grutas, en Río Negro, totalmente ajeno a la realidad laboral del resto de los argentinos. Anda con su mujer e hijas caminando por la arena y gambeteando cada vez que alguien le pregunta de qué vive.

Lunes. Trabajar es el peaje que abonan los honestos para financiar la vida de los vagos.