Perdieron Por Poquito
Los periodistas exitistas de siempre, de los cuales los deportivos van a la cabeza y cómodos, están hace unos cuantos meses hablando de coincidencias mundialistas. El Diego jugó su último partido en un mundial contra Nigeria. Vuelve a un mundial contra Nigeria. Existen grandes posibilidades de cruzarnos con Inglaterra en cuartos de final.

Los mas esperanzados creen que el hecho de haber realizado una eliminatoria del orto y clasificado de pedo, nos pone en igualdad de condiciones que en el `86 -veo que evitan comparar con el plantel del `94 que clasificó aún más de pedo-nos pone como meros candidatos a ganar el Mundial de Sudáfrica. Los más morbosos, suman también el terremoto de Chile un par de meses antes, tal como ocurriera en México en 1986, aunque el afectado era el mismo país organizador.

Y eso que nadie les sumo las circunstancias actuales del país. No estamos tan hechos mierda como en el 2002, pero al igual que en el `86, tardaremos un par de añitos en darnos cuenta lo que nos va a salir pagar la joda de este Gobierno.
Ayer se sumó un hecho que no se si me satisface y a esta altura, sinceramente, ya me resbala. La oposición tomó el Congreso. Está bien que tomen algo y que rompan las pelotas. Pero no pasará de ello. El Senado se ha convertido en el depósito de los presidentes jubilados de tipos con problemas de autoestima graves y de fracasados políticos, porque nadie en política puede venir a negar que nunca soñó con la Presidencia. Terminan en una banca, negociando con tipos iguales a ellos, entregando el orto a cambio de dos monedas. Y jodiendo a más no poder, obviamente, porque con la Presidencia sueñan, pero como uno sueña con Claudia Schiffer. Veinticinco comisiones, trece presidencias, coparon todo.

Y con tanto ímpetu que ya rebotaron el pliego de la designación de Marcó del Pont como Presidente del Banco Central. Y ella, cual colegiala a la que le robaron la virginidad con promesas de amor eterno, protesta de que la oposición entorpece. ¿Qué pretendía? ¿Que la lleven al cine? Calculo que en un par de meses, Filmus y Pichetto tendrán que pedir permiso por registro triplicado para que los autoricen a ir al baño.

Y aunque Gvirtz se dedique a hacer proselitismo antiopositor -ya no le bastaba con 6,7,8, ahora sumó Duro de Domar con Daniel Tognetti en Canal 9- haciendo informes con la «veracidad de que nadie resiste a un archivo» y nos muestre que el Senador Morales era funcionario de De La Rúa, yo me voy a acordar de que también estaban unos cuantos del entonces PJ disidente, hoy refugiados en cargos diplomáticos. Y por cada informe en que muestre a Adolfo Rodríguez Saa decretando el default entre los aplausos de Asamblea Legislativa, yo voy a recordar que una Senadora por la Provincia de Santa Cruz aplaudía como loca la iniciativa, mientras su marido, Gobernador de la misma provincia, hacía cola en la Casa Rosada esperando ser atendido por el fugaz Presidente.

Pero la Presi estaba en otra. Aprovechó la humedad de Buenos Aires y pensó que ya que le estaban colgando los mofletes, aprovechar e ir a visitar Misiones. Corroboró con una asistente de que no necesitaba pasaporte y que Lula no tenía porque ir a recibirla y marchó hacia el noreste argentino. En el viaje le recordaron que tenía que ir a ver lo que hicieron con los destrozos de un tornado y suspendieron la explicación ante la carencia de sinapsis alguna. Un par de pildoras y a hablar con la compañía de Andrea del Boca, una mujer que nació, creció y vivió toda la vida en una nube de pedos envasada en un termo, pero que al igual que la Presi, todo le cuesta el doble por ser mujer y tiene la lágrima tan fácil como la predisposición para el sopapo.

Andreita interactuando con los chicos. Ante la extraña ausencia de un libro de cuentos, les leyó la declaración jurada de bienes de Néstor y Cristina.
Bien rodeada, acompañada, sudando como Boudou cada vez que le dan algo para firmar, y con la misma verborragia exasperada, la Presi habló amenamente, retó a un par, coqueteó con el Gobernador (a quien llamaba Mauri) y nos dio clases de zoología. Me decían cuando llegué que me recibió un maestro con una madera con un loro que está en extinción. ¿Cómo se llama el loro? Es un loro precioso, le dicen de pecho vinoso porque es medio rosado su pecho. Y yo decía qué lastima este loro tan bonito en extinción, tantos loros que hay por allá, no los de pecho vinoso que le dan tanta belleza al paisaje; esos no están en extinción, a veces parece que se multiplicaran. Y la otra cosa que dijo Mauri, que se arrastra -NdeA: supongo que por arrastre se refería al supuesto loro, no a Mauri, aunque tengo mis sospechas- que no hay que mencionarla porque dicen que trae mala suerte. Usted habrá visto alguna por allá en Capital pero yo he visto algunas, no muchas, pero algunas hay.

Pero Señora, le digo que yo sí estuve preso por luchar por un ideal. En serio. Creame, mujer.
Tamaña humorada fue en el marco de la inauguración de tres chozas y el techo de una escuela en Santa Marta, poblado arrasado por un tornado hace un tiempo. Los habitantes de Tartagal se tienen fe. Creen que en cuanto terminan de robarse los dos mil millones de pesos de sobreprecios en la construcción de la represa de Santa Cruz, podrán comprar aires acondicionados para todos los Concejales y recién ahí, les daran una mano para reconstruir las casas, que ahora no son las que destruyó el alud, sino las que el gobierno construyó sin estudios de impacto ambiental y se derrumbaron.

Pero no todo está perdido para el Gobierno. Si el asesino mafioso de un sindicalista mafioso que implicaba a otros sindicalistas mafiosos por ajustes de cuentas en negociados mafiosos terminó fugándose en una bolsa de pan, estos tienen la esperanza de al menos gozar algún exilio caribeño, o como mucho, un arresto domiciliario y salir a pasear por Comodor Py cada tanto.

Jueves. El Polímero Presidencial me da los mejores apodos. Ahora es un Loro Barranquero.