Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Adela Segarra, la madre del relato setentista

Calculo que nadie se imaginó que se le prestaría tanta atención al Congreso mientras la Selección Nacional avanza en el Mundial cortando clavos con el culo. Es cierto: declarar emblema nacional al pañuelo de las Madres casi por unanimidad y establecer que el Estado es omnipotente para decidir sobre nuestras vidas pero impotente para hacerse cargo de la responsabilidad, no es algo que pase desapercibido, pero el milagro ocurrió de todos modos y continuó con la Comisión de Juicio Político al Vicepresidente.
0Esta mañana, parecía que Adela Segarra había padecido un ataque cerebro-vascular al aire, mientras era entrevistada por Marcelo Longobardi. La pregunta que la descolocó era si, al momento de votar a favor de la expropiación de Ciccone Calcográfica, sabía a quién se la estaba comprando. La pregunta no era menor, dado que la misma mina que había votado a favor de la expropiación, ahora preside la comisión que podría enjuiciar a uno de los principales beneficiados por la joda. Sin embargo, la vinculación de Segarra con el negocio va más allá de ser marplatense y del Frente para la Victoria.
Eráse una vez un señor llamado Mario Montoto. Montoto tuvo relación con los Ciccone: a través de su gestión, durante la década de los noventas, lograron todos los contratos para documentos, diplomas de diferentes centros universitarios, y otras yerbas. Ese es el nexo al que Boudou apunta y se hace el pelotudo cuando quiere hacer tiros por elevación hacia Daniel Scioli o Sergio Massa: Montoto es el que vendió las famosas cámaras de seguridad del municipio de Tigre y es un habitué de Villa La Ñata.
Lo que le echa sal a todo este asunto, es que la presidenta de la Comisión de Juicio Político de la cámara de Diputados, Adela Segarra, fue pareja de Mario Montoto, y no terminaron precisamente en buenos términos.
Un cachito de historia. Mario Montoto es un exmontonero devenido en exitosísimo empresario de insumos para fuerzas de seguridad. En sus tiempos en la orga, Montoto -Pascualito- ofició como secretario de Mario Firmenich. Acabada la joda, pasó a ser el apoderado legal del líder montonero y fue quien le acercó a Carlos Menem el proyecto de los indultos.
[N.delA: Joven argentino, si tienes entre 15 y 125 años y te creíste el verso de que el indulto fue insulto de la derecha hacia la izquierda, no sé, fijate que podés quedar como un pelotudo]
Católico religioso -como casi todos los Montoneros originales- y devoto de la Virgen de Luján, en 1990 Montoto peregrinó, junto con varios compañeros, a la Basílica para agradecer los indultos e iniciar el cumplimiento de su promesa: no volver a tocar el tema de los setenta.
 
Adela Segarra primero tuvo un hijo con Joaquín Areta, un correntino militante que fue desaparecido en 1978 con 22 años. Areta es el autor del poema «Quiero que me recuerden», que Néstor Kirchner leyó en la Feria del Libro en 2005 y que la militancia usó como epitafio presidencial a partir de 2010.
Y este no es un dato menor: Kirchner no eligió el texto al azar, sino que se lo dio Adela Segarra. A la Diputada con poca cintura para responder preguntas le debemos la gran colaboración de haber sido autora de gran parte del pasado ficticio construido por el matrimonio Kirchner.
El mecanismo era sencillo: les contó anécdotas de cosas que pasaron durante los años de la resistencia, cuando era algo lógico que el matrimonio hotelero no participaba. O sea, cuando el marido de Segarra desapareció en 1978, los Kirchner tenían cosas más importantes para hacer, como aprovechar la resolución 1050 recién, recién firmada. Muchas de las anécdotas tenían como participantes a otros militantes muertos que, por razones que hacen a las leyes de la biología, no podían dar fe ni refutar lo que se decía de ellos.
Segarra llegó a los Kirchner gracias a Giselle Fernández, la hermana de Cristina y cuñada de Néstor, de quien fue compañera en sus años de la Unión de Estudiantes Secundarios.
A través del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados Políticos, Segarra se refugia primero en Brasil junto con su hermana, a quien también le desaparecieron el marido, y sus hijos. De Brasil, a España, donde traba lazos con Montoto, quien por esos años, manejaba las finanzas de los Montoneros.
Montoto también venía de una relación anterior con María Inés Raverta, con quien tuvo dos hijas que quedaron en una guardería en La Habana, Cuba, cuando Raverta decidió volver a Argentina para encarar la «contraofensiva», un esperpento que consistía en que lo que quedaba de los Montos podía ganarle a un gobierno dictatorial consolidado en el poder a fuerza de miedo.
En medio de ese quilombo, Raverta es desaparecida/muere. Mario Montoto y Adela Segarra viajaron inmediatamente a Cuba a recoger las hijas de Mario y Raverta. También viajaron a Cuba los padres de Segarra, que se encontraban en Argentina y, evidentemente, tenían ganas de conocer el Caribe con pasajes pagados con guita del terrorismo.
Luego de un embarazo fallido, Segarra queda embarazada de Montoto. Así, los tuyos, los míos y lo nuestros -el hijo de Segarra con Areta, las hijas de Montoto con Raverta y la hija de Segarra con Montoto- viajan de Cuba a la Argentina, donde van a la casa que Firmenich tenía en Isidro Casanova, La Matanza.
Ya más calmada y con cuatro pibes en la casa, la mina que se entrenó en el Líbano para encarar una revolución por la Patria Socialista decidió terminar el secundario y estudiar la Licenciatura en Asistencia Social. De la mano de Hilda «Chiche» Duhalde -hoy arrojada al arcón del gorilaje por decisión del tribunal ideológico kirchnerista-, Segarra se sumó a la joda de Las Manzaneras. El salto final sería obvio, si tenemos en cuenta cómo llegó Kirchner a la Presidencia.
Como lo bueno no dura, el amor entre Montoto y Segarra se acabó. Increíblemente, ella se quedó con su hijo, la hija en común…y las hijas que tuvo Montoto con Raverta. Una de ellas, María Fernanda Raverta Montoto, hoy se desempeña como diputada provincial, aunque no es de utilizar el apellido de su padre. A la otra, que trabaja de médica, nunca más la volvió a ver por esas cosas que al feminismo falopa extremme tanto le gusta.
La incoherencia de Segarra quedó plasmada cuando puso la firma al proyecto para que el pañuelo blanco de las Madres de Plaza de Mayo se convierta en insignia nacional. Sin embargo, ha aplicado sistemáticamente una red de engaños para privar a su expareja del vínculo fluido con sus tres hijas, de las cuales una sola era de Segarra. De hecho, la madre y la hermana de Segarra -Carmen, la que se refugió en Brasil durante la dictadura- han freezado la relación con Adela, tras enterarse que el empresario Montoto jamás dejó de asistir a sus hijas, quienes no querían saber nada con él precisamente por el abandono que le pintaban en casa.

Pero no todo se queda en el dinero de Montoto. Cuando las hijas de Montoto aún eran menores, Segarra consultó para que las tres llevaran el apellido de ella, para coronar la imagen de mujer martirizada y abandonada que sacó adelante a sus hijas sin ayuda de nadie. Por suerte, a alguien se le ocurrió averiguar un poco y resultó que ni Montoto, ni la familia de Inés Raverta se habían borrado nunca. O sea: pasó a buscar a las hijas de Raverta, se quedó con ellas y las privó de su familia materna. Lo hizo con el padre que estaba vivo ¿cómo no hacerlo con una muerta?
Según relatan sus allegados, la provisión de fondos de las familias abandónicas se convirtieron en una casa -que aseguró le compraron sus padres-, y también en un departamento en La Plata (10 y 50), que le fue cedido por los padres de Joaquín Areta, el que quería que lo recuerden. Sus padres lo recordaron asistiendo económicamente al hijo. La viuda, lo recordó al usarlo para contribuir a la construcción del Relato Madre de todos los relatos de la última década.
Como se puede ver, Segarra dice más por lo que calla que por lo que habla.
Bidegain - Boudou
Segarra, arriba a la derecha, celebrando junto a Amado Boudou referente de la izquierda peronista que quieren mancillar.

Jueves. Viva la joda.
 

Si querés que te avise cuando hay un texto nuevo, dejá tu correo.

Si tenés algo para decir, avanti

(Sí, se leen y se contestan since 2008)

428 comentarios

  1. jajajajajaj, en la foto están todos delincuentes que debieran estar presos. NI OLVIDO, NI PERDÓN… JUICIO Y CÁRCEL COMUN A LA BANDA DE DELINCUENTES DEL FPV.

  2. Don Patapúfete. Maestro: ¿acaso Ud. no sabe que la mierda y los soretes de mierda merecen un trato preferencial?.
    Hay que tirar de la cadena del tanque que está allá arriba del inodoro o apretar el botón de la mochila que está a sus espaldas o en el tanquecito empotrado en la pared.
    ¿Para qué hacerse mala sangre por la mierda?.
    Jamás de los jamases. Nunca menos.

  3. Yo posteo cuando se me cantan las ganas, tragaleches.
    A diferencia tuya, no tengo un supervisor que me dé órdenes.
    Andá a pedirle permiso a Forster, a ver si estás acorde a su pensamiento retrógrado y facho.
    Ahora volvé a tu cloaka, no sea cosa que extrañes navegar entre la bosta.

  4. «No suelo registrar la basura salvo para reciclarla salvo la insalvable».
    Escribe como los dioses el putito.
    Ahora si, chau chau.

  5. – Roberto, estás dormido?
    – Ya no, Pata, qué pasa?
    – Estaba leyendo este libro de Arnheim sobre la percepción y fijate qué interesante lo que escribe. Habla de…
    – Pata, no estoy de ánimo.
    – Por el fútbol? Ay, por favor, querido, no vale la pena.
    – Dejá, nunca me entendés.
    – Te enojaste? Peeero… Vení que te saco la amargura.
    – No, dejame, me duele la cabeza.
    – Ufa.
    Sevemo, alemanes.

  6. Tudo bem, Carancho. Você fiqui tranquilo. Tudo joia. No suelo registrar la basura salvo para reciclarla salvo la insalvable.

  7. Te dije, putito, hacele caso a Caranchi, que se mete donde no lo llaman, pero la sabe lunga de postear a la madrugada y los fines de semana.

  8. Ey, ey, ey…. Don Patapúfete… con calma.
    Está de más aclarar que usted va a postear lo que quiera, cuando quiera y como quiera.
    Y que el único que puede banearlo es el dueño del blog, que casualmente no es este tragaleches color mierda.
    Así que no engrane, y ríase de este payaso, que si realmente posteara de lo que sabe… bueno, creo que a nadie le importan los sabores de la … esto… digamos…producción lechera de sus patroncitos.
    Saludos, amigo.

  9. El putito tiene MUCHO más conocimiento de ESTA!
    – Roberto, por favor, podés bajar el volumen del tele?
    – Pero, Pata… Estamos en el alargue y…
    – No me interesa, estoy viendo un capítulo de Black Mirror y ni con los auriculares dejo de escuchar al relator y tus grititos.
    – Pero…
    – Vos ya sabías como era yo cuando nos conocimos!
    – Ufa.

  10. Uhhhhhhhhh! Postee en el segundo tiempo!!!!!! Uhhhhhhhhh! Que delito!!!!!!!!!!!! Casi casi, como los de Amadito, Gildo, De vidrio y todos los ladrones que este felpudo admira. Por favor, pido a algunos de los foristas que hacen algo parecido a un dialogo con este energumeno que le hagan saber lo siguiente: a) que no se meta conmigo ya que tengo MUCHO mas conocimientos, cultura y palabras como para destrozarlo via palabra; b) que yo escribo lo que se me cantan los testiculos y a la hora que se me cantas las guindas; c) que cuando con MI dinero se compre aunque mas no sea un alfajor para alguno de estos muchachitos de la seleccion, opino todo lo que quiero, cuando quiero y como quiero.

  11. – Pata, estamos por ir alargue y vos te ponés a escribir en un blog??
    – Vos sabés que ese juego tan «fútil» no me interesa, Roberto.

  12. Gracias, Carancho. Yo no hablo con felpudos. Menos con uno que, como buen boton que es, pretende decirme de que puedo o no puedo hablar, y a que hora si y a que hora no. Ni siquiera el felfupo/sorete by proxy tiene la capacidad lectora necesaria para darse cuenta de que no opino de juego propiamente dicho sino la sociedad que necesita embanderarse, proyectarse e identificarse con algo tan, pero tan futil.

  13. Patapúfete, hacele caso a Caranchi y no intentés justificarte. No viste la final, no te interesa el fulbo, pero te largás a opinar al pedo como si vivieras con una pelota bajo el brazo.

  14. Don Patapúfete, no vale la pena tomar los rebuznos del mamavergas rosarino en serio, sea la versión que sea.
    Simple, después de la masacre en el obelisco ayer, no se iban a arriesgar a una repetición.
    Y la yegua relinchante, si llegaba a asomarse por algún lado… bueno, la rechifla la iban a escuchar hasta en Alemania.
    Saludos, amigo.

  15. Patapúfete a las 17:29 de ayer (en pleno segundo tiempo de la final) mandó un comentario sobre un tano o algo así. Se puede ser tan gil?

  16. Patapúfete:
    Qué carajos venís a opinar de fulbo si sos un pelotudo que ayer comentó en medio del partido? Hacete una enema de píntura rancia, tereso.

  17. Leo el comentario del felpudo en version A y me pregunto? ?acaso no cobran para eso? Porque en sus ‘suelditos’, ademas de la OBLIGACION de jugar al futbol y la de la EXIGENCIA que respondan eficientemente, esta la de todos los extras que ello comporta, aunque les haga pupita a sus pobres sensibilidades. Si no podes aceptar el castigo, no cometas el delito ni aceptes las prebendas. Digamos que, como vimos ayer y en otras ocasiones, los adoradores del futbol son en general bestias desatadas a quienes se le promete la luna y luego se les da un queso, tanto en los hechos como en el ego. Pero, no son los que pagaron fortunas para ir a satisfacer su capricho; digo ‘pagaron’ porque soy generoso; por supuesto, que much@s entraron gracias a favores y corrupciones varias. ?Donde estuvo la AFIP en esta ocasion? ?La misma AFIP que persigue a ultimos orejones del tarro? Mirando para otro lado, por supuesto.
    ?Cuidar la sensibilidad de unos tipos que eligen una profesion que los cubrira en oro, privilegios de todo tipo (favoritismos, viajes, ensalzamiento ad-nauseum, dinero, dinero, dinero, dinero) que los convierte en pelotudos malcriados narcisistas, autoconvencidos de todos sus privilegios, quienes, salvo excepciones, no son precisamente conocidos por devolver algo de sus enormes fortunas a la gente que los encumbro?. Encima, se casan o juntan con minas hiper recontra pelotudas que crean moda y lavan cerebro (aunque uno piensa que eso es imposible porque ya no hay cerebro para lavar) salvo excepciones nuevamente. Las sensibilidades que hay que cuidar son las de la base, la de los estupidos que pagamos mobiliario decente de una ciudad, los que somos permanentemente maltratados por una sociedad agresiva y hostil y somos los eternos paganinis. En este pais falta entender que estos tipos son unos laburantes de lujo, con todo a su favor, y que, como todo laburante, debe cumplir con su trabajo. El dia que los mundiales sea jugados por futbolistas de potrero, volvemos a hablar de las sensibilidades de los futbolistas.

  18. Me parece perfecto que la selección no haya ido al obelisco. Hay que preservar a los jugadores de nuevas emociones que afecten su ya deteriorada sensibilidad. Bien por la decisión.

  19. Que miedo que debe tener CFK que ni siquiera aprovecha a la seleccion en el balcon de la Rosada. Teme que la insulten de arriba a abajo. Ni Menem, ni Alfonsin…nadie padecio el miedo atroz a las puteadas del pueblo. CFK…Buena gente…..Ni siquiera fue a RIO para que no la putearan 30000 argentines con entradas…imaginate si se va a exponer a una plaza!!!!

  20. Don Opositor de las 10:58.
    Comparto su gusto con respecto al Tata Martino en la Selección pero creo que no va a poder ser hasta que se vaya Grondona. Se fue de Newell´s porque consideraba que era pésima la organización de los campeonatos internos y porque los dirigentes de la AFA no hacían nada para mejorar la organización de los torneos de Sudamérica.
    Con respecto a su reto a duelo por los candidatos que votarían le digo, y creo que ya lo sabe, que desde 1973 que voté por primera vez nunca les dí mi voto a ningún candidato del peronismo. Creo haber votado algunas veces; en las del ´83 estaba en Italia y seguramente no habría simpatizado por Italo A. Luder y Herminio Iglesias, ¿no le parece?

  21. Don Patapúfete de las 17:4. ¿A qué Ud. no sabe quién era el que le calentaba la cotorrona a la Stefania a fines de los ´70 y los ´80?. Don Ginetto. Esa bomba fue una máquina que era muy bien atendida por el napolitano (creo). Ella fue otra de las «máquinas» adoradas por los tanos y envidiada por las tanas en aquellos años.
    Don Opositor de las 10:50. Tal vez Ud. tenga razón pero ¿quién permite los excesos? ¿Por qué se les escapa de las manos estas cuestiones?. ¿Acaso no fué el Bizcocho el que dio instrucciones de no reprimir y eso fue el abrir una puerta para el vía libre de tantos piquetes y desmanes?. Es muy fácil la postura de Rambo Berni cuando sostiene que todo estaba planificado. También ahora es muy fácil echarse la culpa entre la Nación y la CABA pero creo, tal vez estoy equivocado, que las tareas de prevención e inteligencia deben ser hechas por alguien. En Peronia no es así.
    Para Marcelo de las 10:50. Ud no se merece mi respuesta. Es más, ¿adonde se ha visto que a un sorete de mierda diarréico se lo trata de Ud.?. Lo que se hace es tirar de la cadena o apretar el botón de la mochila. Recuérdelo.

  22. La selección no saludará a la hinchada. ¿Siguen con pánico escénico?
    Hay que avisarles que el mundial ya terminó.

Recientes