Discursos y Manifiestos Varios
Para terminar la semana a todo trapo, Cristina habló en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Primero se quejó de que Palestina no integra el concierto de la ONU, por lo que recibió el inmediato aplauso de los palestinos presentes. Después, dijo que Argentina sufrió el flagelo del terrorismo y sin embargo apoya a Palestina, con los que los aplausos cesaron. Finalmente, dijo que si no le permiten el ingreso al estado de medio oriente, aumentará la inseguridad internacional. Los palestinos le agradecieron y le pidieron que no los ayudara más, pero la Presi ya estaba con otras cosas más importantes, como contar la historia del Consejo de Seguridad a los integrantes del mismo y mostrarles, a todos los presentes, las cifras de la economía argentina. La numeróloga oficial del modelo hizo hincapié en los índices de pobreza y de indigencia de no más de un dígito, para la sorpresa de unos y carcajadas de cualquier ciudadano del mundo que haya pisado suelo argentino en los últimos años. 
Tuvo tiempo para bastardear, una vez más -y van- la gesta de Malvinas de 1982, al considerar que «los Argentinos también fuimos víctimas de esa dictadura terrible», con lo que no quedó claro si está enojada, exigente, o con ánimos de disculpas hacia el Reino Unido por el sufrimiento que debieron padecer por culpa de unas Fuerzas Armadas que, no por haber sido comandadas por un gobierno de facto, dejan de ser los partícipes del único hito militar del que nos podemos enorgullecer los argentinos en todo el siglo XX. 
Por otro lado, Cristina también exigió la reformulación de los organismos multilaterales de crédito y culpó a las calificadoras de riesgo por muchas de las crisis que han atravesado varios países, incluso Argentina, por lo que el eslogan «nosotros o volvemos a 2001» ya no sería tan copado. Luego se quejó de la falta de reglas claras para la transferencia de capitales y la especulación financiera, y terminó regañándolos por no haberla tomado de ejemplo para salir adelante en las crisis económicas del primer mundo.
Después de quedar como una genia, ídola e imagen de quienes llevan su nombre como bandera hacia la victoria de un Estado justo, libre, soberano y subsidiado, se reunió con la jefa del FMI, quien le recordó que también haría falta un Estado sincero, le preguntó si le quedaban bien los zapatitos que compró con su patrimonio enriquecido, en gran parte, gracias a las especulaciones financieras en la compra de dólares de don Néstor, y terminó pidiéndole que no se haga los rulos, que si los números de los organismos internacionales no coinciden con los argentinos se debe a que los datos del Indec son menos creíbles que el compromiso nacional y popular de Amado Boudou.
De este lado del planeta, quienes realizamos apuestas sobre la posible fecha de la futura traición de Felipe Solá, nos pasamos la semana buscando los cuadernitos donde anotamos los números. Perdí, yo creí que pegaba el salto después de las elecciones. Evidentemente, Felipe mejora día a día su perfil de traidor consuetudinario en la búsqueda de la traición final, perfecta, inigualable. Calculamos que está cerca: con dos o tres elecciones más y alguna crisis sectorial de por medio, será capaz de firmar un acuerdo con Altamira para crear el Peronismo Trosco Antiperonista, mientras putea a los zurdos por utópicos inmaduros y coquetea con el radicalismo para luego culpar al Partido Obrero y la Sinarquía Internacional de no haber comprendido las maravillas del modelo kirchnerista. 

Gentileza CGL
El compañerazo Julio Piumato empapeló la Ciudad de Buenos Aires con estos hermosos afiches en nombre de los empleados -agremiados- del Poder Judicial de la Nación. Al ver la satisfacción que tienen con la justicia  los padres aislados de sus hijos, las mujeres violentadas en todas su formas, las miles de víctimas de delitos ultrajantes e impunes y las pocas ganas que tiene la Anses de cumplir con los fallos judiciales que obligan a pagar a los viejos antes que se mueran, damos por sentado que el dinero para los afiches no salió de los fondos del gremio judicial, sino que fueron pagados por la Fundación Madres de Plaza de Mayo, Ricardo Jaime, Eugenio Zaffaroni, Carlos Menem, Emir Yoma, los contadores de la Presi, Sergio Uberti, Felisa Micelli, Hugo Moyano, Norberto Oyarbide, la bonaerense de Casal y la federal de Nilda.
Agradecimiento:
Publicado el primer resultado parcial de la clasificación para la final de los Premios Bitácoras 2011, tengo el enorme agrado de informarles que este blog se encuentra primero. Si bien es cierto que falta mucho tiempo, la alegría del primer dato es reconfortante. Muchísimas gracias, gente. 
Si aún no votaste, o tenés a una novia quisquillosa que se abrió una cuenta de Twitter sólo para controlar con quién hablás, o una hermana que está muy al pedo de la vida y sólo te manda diapositivas anacrónicas con música new age, o tu vieja solicitó tu amistad en Facebook y no hace más que hacer comentarios vergonzantes en las fotos con tus amigas, aprovechá y hace un dos por uno: sacátelas de encima un rato y mandalas a votar.
Es sencillo: hacés click en la imagen del pie de este post -o en la de arriba a la izquierda de la página- te registras con una cuenta de mail, Facebook o Twitter, elegís los blogs en las categorías que correspondan y enviás tu voto. Si optás por este sitio, recordá que es relatodelpresente.com, y ya no «.blogspot.com», y que junto los votos en la categoría «Mejor Blog Periodístico». Y ya que estás ahí, podés meterle un votito a Los Sin-Logismos de Bugman en la categoría «Mejor Blog Personal». Con Bugman compartimos el gusto de ser los únicos dos blogs argentinos en llegar a la instancia final en los premios de 2009. Y como buenos argentinos, perdimos. Este año esperamos revertir la situación y ganar, aunque sea por cansancio.

Votar en los Premios Bitacoras.com

Viernes. Mejor me pongo a producir que los subsidios no se pagan solos.