En Resumen
scruz
Telam

Hay que reconocer que le ponen garra. La realidad los pasa por arriba, el discurso no lo cree prácticamente nadie fuera del círculo de fans, pero insisten en ello. Es como cuando un actor se equivoca en la línea, todos lo notan, pero lo aplauden igual y siguen metidos en el juego del engaño consentido. Por eso es que, ante las denuncias de ser parte del entramado de lavado de dinero, no pasa nada si De Vido se defiende con un singular “le buscan el pelo al huevo”.

No es que quiera ser contreras por deporte, pero De Vido es ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios en un país que carece de planificación -y mejor no hablar de federalismo- y donde la inversión pública es tan generosa que termina con un impresentable con rodete en una Ferrari. Un país en el que no sufrir cortes de luz y ganar el Quini están en igualdad de condiciones, donde el 3G es una leyenda urbana y el 4G es un mito conspirativo yankee al mismo nivel que el Area 51. Convengamos que De Vido tiene un currículo más que abarcativo como para afirmar que no le buscamos un pelo al huevo, sino que ya le encontramos una peluca, extensiones y rastas. Y los transportes, donde Julito fue el ancho de espadas durante nueve años, son una ruleta rusa con todas las balas cargadas que, luego de cinco decenas de muertos, decidieron quitársela para darle su manejo a Floppy Randazzo, otro ministro exitoso si los hay.

A todo esto, al chistoso ministro del bigote setentoso, se le ocurrió decir que los que se manejan en dólares son los neoliberales de siempre, con lo que dividió a la población en dos: neoliberales activos, y neoliberales que quisieran comprar, pero no tienen con qué. Lo curioso del caso es que al mostro de la obra pública sobrefacturada no se le cayeron los anteojos al arrojar tamaña afirmación, siendo que, si de amor por la divisa extranjera hablamos, el kirchnerismo deja a Cavallo al nivel de Trotsky.

La Presi, entre tanto, arrancó la semana con un anuncio de obras en Las Heras, Santa Cruz. Allí tuvo el buen tino de pedir que nos quedáramos tranquilos, que nadie robará nada. Desconozco qué entiende la exitosa abogada, arquitecta egipcia y futuróloga por denuncias de corrupción, pero las mismas no son predicciones, sino acusaciones de toda la tarasca que se kirchnerearon en la década ganada. En el medio, contó que le dolió la privatización de YPF –se ve que las regalías del lobby se las tiraban por la cabeza- y que expropió Aerolíneas Argentinas para cuidar la vida de 40 millones de argentinos, tanto de los pudientes que viajan a boleto subsidiado, como de los no pudientes que financian ese subsidio, aunque en su vida puedan subirse a un avión. Chocha de la vida, contó que tenía un plan ambicioso para YPF: wi-fi gratuito, televisión digital terrestre y una terminal de micros de larga distancia. A este ritmo, es probable que, cuando impulse un plan de obras para Aerolíneas Argentinas, anuncie la construcción de tres puestos de bondiola al paso.

Para redondear, hizo un racconto de todas las obras que se hicieron en Santa Cruz durante la gestión de Néstor, que, a pesar de tener a Menem de Presidente, hacía lo que podía, como acompañarlo en todas y cada una de las listas electorales. Luego afirmó que a ella nunca la escucharemos hablar mal de nadie, ni de los viejos caranchos que quieren cobrar una jubilación decente, ni de los vendepatria que pretenden un país para unos pocos, ni de la chiruzada que sale a la calle a quejarse de lleno.

El martes la Presi arremetió de vuelta con otro discurso y no le temblaron los mofletes al festejar que Máxima tiene sangre argenta, para el aplauso de toda la monada que, tan sólo unos meses atrás, puteaba al viejo de Zorreguieta por haber cometido el mismo pecado que Alicia Kirchner: ser uno de los civiles que le dio el carácter de dictadura cívico-militar al Proceso. Uno podría asumir que, finalmente, entendieron que la culpabilidad no es de transmisión genética, lástima que todavía repican en nuestros oídos aquellas palabras de Néstor, durante la campaña a Jefe de Gobierno porteño de 2007, en las que recordaba, cada vez que podía, que Mauricio es Macri.

PayasoDyn
DyN

Pero ahora tenemos Papa, tenemos Reina y tenemos a Messi. “No nos falta nada”, dice Cris, y tiene razón. No podemos ser tan hinchapelotas de romper los gobelinos por la educación, la inseguridad, la economía, la salud, la energía, los trenes, las rutas, la seguridad jurídica y la crisis habitacional. Todas boludeces que no mueven el amperímetro. Lo que importa es que el buen patriota cristinista es derecho y humano, católico y apostólico, futbolero y catalán, argentino y holandés. Y después nos sorprendemos de la crisis de identidad del kirchnerista promedio.

Hay que tener compasión. Al Cardenal que boludearon durante años, y al que señalaron como opositor recalcitrante –protogolpista-, lo designan máxima autoridad del catolicismo internacional. La mina a la que ningunearon por reunir todas las características del estereotipo de cuco kirchnerista –rubia, egresada del Northland, vecina de Barrio Norte, hija de funcionario procesista- llega a Reina de los Países Bajos. Es el mayor problema de hablar mucho y en caliente: se puede olvidar que hay todo un mundo allá afuera, con ideas distintas. Un mundo al que se ignora tanto, pero tanto, que hasta la Presi puede decir que la mortalidad infantil descendió del 11,7 de 2011, al 11,2 en 2012, cuando con entrar a la página del Banco Mundial, nos enteramos que en 2011 fue del 14,1. Solo un detalle.

Para demostrar que es nuestra primera laburante, Cris pasó el 1° de mayo dedicada a lo que mejor le sale: hablar gansadas y sola. Desde Twitter entregó un listado de financiamiento de obras varias para provincias y municipios, entre los que se destacan los rubros pluviales y cloacales para la Provincia de Buenos Aires. Si bien preocupa que ni el Servicio Meteorológico Nacional, ni la ciudad de La Plata figuren en ese listado de prioridades, estimamos que para el 2023 los platenses habrán desarrollado branquias, con todo el ahorro en infraestructura que ello tendrá. Luego de pedirnos a nosotros que nos hagamos cargo de controlar si las obras se realizan –el Estado está para otras cosas más importantes y menos aburridas- nos contó que, en su sistema de premios y castigos, la Provincia de La Pampa se llevará más del triple de guita nacional de la que se repartirá entre el resto de las provincias. No se sabe si es necesario o no, pero poco importa, dado que la Presi aclaró que La Pampa se lo merece por estar bien administrada.

MaravillaTela
Telam

Mientras preparaban el cuadro de “Gobernador del Mes” para el compañerazo pampeano Oscar Jorge, cerca de El Calafate moría el subsecretario de Medio Ambiente santacruceño, Sergio Medina, en un accidente de caza. Hubo consternación, pero nadie se preguntó qué hacía de caza un funcionario responsable de cuidar la naturaleza. Totalmente en otra, Cris retomó su Plan Twits Para Todos y contó que recibió al boxeador Maravilla Martínez, del que no tiene idea de qué categoría es, porque no sabe nada del boxeo como deporte, aunque refirió tenerla clara con el boxeo de la vida. En una dudosa muestra de amor maternal, refirió que Maravilla debería pelear por el cinturón con Máximo. Supongo que la Presi tampoco entiende de qué van los cinturones en el box, pero alguien debería aclararle que no gana el que tiene el más largo.

Aburrida y sin nada para ver en la TV Digital, Cris continuó el informe twittero y contó que un hombre de la comitiva de Maravilla le regaló un libro llamado “Los Católicos Posconciliares en la Argentina”. Emocionada, nos preguntó si entendíamos que se llama posconciliar porque trata de lo que pasó después de un concilio, para luego referir que no pensaba explicar demasiado, porque todo fue un “bardo grande, si los hubo”.

Por suerte, no pasa nada que altere nuestros nervios. El dólar alguien lo arreglará, el estancamiento en la generación de empleo algún día se desestancará, nuestro ministro de Economía aprenderá a hablar, Máximo ya conseguirá algún laburo que justifique su paso por el mundo, y los funcionarios públicos podrán explicarnos cómo hicieron toda la que tienen, si siempre vivieron de la teta del Estado.

Jueves. Mientras tanto, la Afip nos presume pobres para comprar dólares, y millonarios para pagar impuestos.