¿Qué Esperaban?
Pocas veces la prensa estuvo tan frivolizada como anoche. De golpe, el premio máximo al periodismo se llamaba Martín Fierro y la vida dependía de esa estatuilla que un grupo de grandes valores de la prensa argentina como Cacho Rubio, Luis Ventura o Jorge Lafauci, decide a quién entregar luego de armar unas ternas tan ridículas que una estatuilla a Actor Revelación se la lleva un flaco que labura en la tele desde la época de Cebollitas a mediados de los `90.

Como si fueran vedettes en el programa de Jorge Rial, los periodistas que iban ganando en sus rubros pasaban al escenario a recibir el premio y a dedicar algunas palabras acerca de la grave situación de la prensa vernácula. Eduardo Aliverti dio a entender, a grandes rasgos, que los periodistas son todos cagones y que en la Argentina ya se chupó, se picaneó, se torturo y se mató gente como para tener miedo. Ok, con ese mismo criterio, podemos defender cualquier cosa, total, hace treinta y pico de años un grupo de señores de verde hicieron lo que se les cantó el upite. Y ya que estamos, también debemos dejar de quejarnos de la corrupción de este Gobierno porque hace 30 años, Martinez de Hoz nos llenaba de deudas. Y por qué no, también tenemos que dejarnos de joder con esas cosas que tienen que ver con respeto a las Instituciones, total, en la década del `70, no existía otra cosa que las Fuerzas Armadas.

Halperín estuvo un poco más medido cuando le tocó pasar a él. Dijo que nadie habló de censura cuando le levantaron el programa de Radio Mitre, intentando vagamente compararse con Nelson Castro en Del Plata. Yo tampoco consideré en su momento un acto de censura que le dieran de baja el programa a don Nelson. Máxime cuando consiguió laburo enseguida. Pero de Halperín, a ver, creo que todos podemos llegar a respetar sus conocimientos antropológicos, de hecho es una persona a la que me apasiona escuchar. Pero de ahí a decir que te censuraron. Qué se yo. Están todos alterados.

Pero el primero en hablar de todos, fue Luiggi Majul, que le gano a los muchachos de 6,7,8. En su discurso de seriedad impostada, pidió a la Presidente y a su marido que condenen los actos de violencia verbal y escraches contra los periodistas. A veces creo que se pasa de pelotudo o realmente cree todavía en los Reyes Magos. Todavía me duele el abdomen de la risa. Puede ser que haya estado desconectado del mundo durante toda la tarde, o los agnolottis alla caruso del mediodía le cayeron pesado.

Es que fue el viernes cuando, en horas de la mañana, Cristina inauguró un Espacio Cultural en lo que fuera la sede de la ESMA. Ante la presencia de Teresa Parodi -otra que se entierra con este Gobierno- y de Mamá Hebe, habiendo pasado menos de 20 horas del Juicio Popular contra el Periodismo, dijo que si hay algún ícono o algo para ver dónde queda expresada con mayor densidad y con mayor amplitud la libertad de expresión y lo que se puede hacer en la República Argentina, desde los medios, desde la calle, desde donde quieran, es esta Presidenta. Yo no recuerdo en la historia de la República Argentina las cosas que se han dicho sobre mi persona, o se han hecho desde los medios de comunicación.

Es en el marco de esta libertad de expresión que paso a desahogarme un poco. Porque fue en ese mismo discurso cuando este pedazo de hongo parlante, con masilla cuarteada en lugar de materia gris, dijo que gracias a las Madres de Plaza de Mayo recuperamos la democracia. Porque fue en este mismo discurso, en el que esta figura de queso mal cuajado dijo que jamás vio en la vida que a una mujer le dijeran las cosas que le dicen a ella por cuestiones de género, como si Eva Duarte de Perón hubiera vivido en los Alpes Suizos toda su vida. Porque fue en este mismo discurso en el que esta bolsa de colágeno amorfa, con sus trajecitos tableados cual colegiala virgen, dijo que pudo votar por primera vez en 1983 porque en el `73 había proscripción de candidatos, por lo que supongo que el Golpe Militar se lo hicieron a Cámpora y no a la Vicepresidente de Perón, elegida en una fórmula junto a su marido, en 1973 luego que se levantaran las proscripciones.

Quisiera jurarles que no es joda, pero este Cirio Pascual mal derretido dijo eso y pueden chequearlo en la página de la Casa Rosada. Dijo eso como también se enorgulleció de no reprimir ninguna manifestación porque no quiere cargar con hacerle daño a nadie por una represión. Dijo también que la culpa de la bronca de la gente contra los cortes de calle es de los medios que exageran todo. Y por si fuera poco, nos adelantó también que en la muestra de Patriotas Latinoamericanos que se realizará con motivo del Bicentenario en la Casa Rosada, junto con los retratos de San Martín, Belgrano, O´Higgins, Bolivar y Artigas, estará la de Ernesto Guevara de la Serna.

Así que con todo respeto a Majul, me parece que va a seguir esperando sentado. Yo, por lo pronto, voy a ser un buen ciudadano y a tomar los consejos de mi Presidente deseándole que tenga que vivir durante un sólo mes con el salario mínimo de un trabajador en blanco y que tenga que hacerse atender en un hospital público. Ustedes, si así lo desean, pueden expresarse en otros sentidos.

SOCIALES:

El viernes pasado se llevó a cabo la Asamblea Plenaria del SUABA. Mr. Groncho, Stella, Choripanboy, Hegeliano, Forbidden y sus dos amigotes, Blackmamba, Gabriela, el Señor F, Jose Luis y su compañera, Fede, Capitanfla, Maruh, OliverX, Mensajero, Martín, Mika, Felipe y un estimadísimo lector que sinceramente nos sorprendió. Pasamos una noche genial, debatimos sobre si la mejor forma de vivir del Estado es ser ñoqui, conseguir un Plan Social o poner una ONG. Chupamos, morfamos y quedamos en que para la próxima traemos a Bugman por la fuerza o empezamos a divulgar su verdad.

Lunes. Argentina ¿dónde más, si no?