A Todo Color
Ante el deceso del hombre que tomaba todas las decisiones del Gobierno, su viuda se puso un buen par de antiparras extraterrestres, un vestido de luto y recibió a todo aquel que fuera a manifestarle el apoyo ante el difícil momento que atravesaba. Cientos de miles de personas desfilaron para dar su último adios al lider carismático, el del consenso. Los intendentes de la Provincia de Buenos Aires se manifestaron en su conjunto a favor del Gobierno de la viuda y el máximo lider sindical refirió que ella era la encargada de la conducción del partido, aunque no tuviera la más puta idea de como conducir un monopatín. Corría el año 1974.
Los años pasaron y lo que ayer veíamos en blanco y negro, hoy es a color. Más allá que comparar la crispación idiota de Kirchner con el pacifismo pragmático del último Perón es tan ridícula como equiparar a Florencia Peña insultando a la UCR con Balbín despidiendo a quien lo había metido en cana 20 años antes, hay que destacar la misma ausencia de brújula de los desesperados por el poder. Ver a Scioli envalentonado, tratando de capitalizar el rejunte de los Intendentes de la Provincia de Buenos Aires como una muestra de poder frente a Moyano, cuando el gordo la última vez junto a 5 alpedistas y una camarera, es casi tan hilarante como cuando lo vimos anoche, ingresando a la Casa Rosada a contarle las novedades a la viudita. Esa misma viudita que lo cacheteaba cuando era Senadora y el le chupaba los mails. Pero se vienen tiempos duros para quienes necesitan de los giros de la Nación para mantener los vicios, los gatos y la joda de administraciones inviables.
Pero la Presi hoy reapareció y nadie entiende bien para qué, salvo Andreita del Boca que ahora reemplazó a Artemio como órgano de consulta en la TV. Si la intención era mostrar fortaleza, verla con la voz quebrada y desvariando sobre las diferencias de momento difícil y momento doloroso y remarcándonos que ella no es humilde -sic- salió como el orto. Ahora, si la intención era seguir capitalizando la lástima, re garpó. Hablando en serio, no se bien quién la aconseja, pero para agradecimiento, bastaba con una solicitada. Mostrarse así, débil, es precisamente lo peor que le podían hacer. La imagen positiva, no es lo mismo que la intención de voto. Alguno con el corazón con agujeritos se sentirá conmovido por el quebrantamiento emocional, pero la intención de voto, no se modifica, lamento informarles.
Lo único que pareciera jugarles a favor, es la paja del arco opositor. Sacando a unos pocos radicales, a Macri y De Narváez -al primero, hace dos años que lo quieren destituir, al otro hace un año lo querían meter en cana, ambos le echan la culpa al kirchnerismo, alguien que me lo explique- el resto, vio desde sus casas el primer velorio del mundo exclusivo para invitados.
Todos parecen no avivarse, sumidos en el análisis de qué carajo hacer de ahora en más. Cristina conducción, lo demás es traición, gritarán los militantes del monotributo. Mientras todavía buscan quién se haga cargo de la economía de la Nación, el resto ya se va acomodando. Timerman ya prepara los próximos 3 chistes que le harán a Inglaterra por las Malvinas, Moyano se prostituirá hasta donde le de con tal de no ir en cana y Paquito Larcher, de ahora en más, tendrá que armar las carpetitas de escuchas telefónicas con colores pasteles.


Una de las mejores postales del Isabelismo.

SOLIDARIDAD:

Desde este humilde sitio, manifestamos nuestro apoyo al compañerazo Daniel Sciamaro, que tuvo que renunciar por culpa de la prensa canalla que lo atosigó por haberse timbeado el salario de los municipales de Hugues, Provincia de Santa Fe. Nos solidarizamos abiertamente con este prohombre oficialista, digno ejemplar de paladar negro de una raza incomprendida. Lo acompañamos en el arduo calvario de quien se confió en que el Gobierno Nacional le iba a pagar las deudas del escolazo, y desde la Jefatura de Gabinete lo dejaron de garpe. ¡Fuerza, Dani! ¡A paso de vencedores!

Martes. Esto, yo ya lo ví, esto ya lo escuché.