Catártico
Ahora que me enteré que Mauricio Macri me paga por putearlo y escracharlo en el blog, me di cuenta que hay gente bastante masoquista y que encima me están cagando la guita. Y yo siempre como un boludo, tantos imbéciles trabajando por dos mangos para defender al Gobierno Nacional y Popular y yo laburando gratis para la oposición.

Más allá de la pelotudez, lo cierto es que en este país está prohibido pensar. Somos una enorme concesionaria de cerebros sin uso. Cualquiera que pretenda esgrimir una idea o una opinión, es tildado inmediatamente de hijo de puta. Ya ni siquiera somos gorilas. Por mi se pueden ir todos a la reputísima madre que los parió. Ya ni da para reirse. No causa gracia. Siempre intento tomármelo con humor, pero no puedo creer como hay tanto boludo suelto. Boludos e hijos de puta.

A los pendejos, no se que decirles, chicos. Ustedes supuestamente crecieron en democracia y están buscando como locos el quilombo de los ´70. Están intentando recrear una época que de romántica no tenía un carajo. Y ni siquiera les dan los huevos para estar a la altura de los rebeldes de antaño. La facultad no es un Comando Táctico Revolucionario, es una casa de estudios. Las aulas no son trincheras, están para pegar el culo y estudiar. Y les puedo asegurar que con sus manifiestos idiotas exhortando Todos a Defender las Hemorroides del Pueblo o Por la redistribución del Garche Cotidiano. Piensen las consignas, por el amor de Perón, piensen. No pasarán. ¿A dónde no van a pasar? ¿Quién no va a pasar? ¿Saben quiénes usaban ese eslogan y por qué? Cobos Traidor, saludos a Vandor. ¿Tienen idea quién carajo fue Vandor? ¿Y a quien le dedicaron la frase original? ¿Tiene sentido comparar a Cobos con Rucci? ¿Y se dicen Peronistas?

El antigüo No Pasarán.

El concepto de latinoamericanismo que tanto defienden, se cae desde el mínimo análisis de la etimología de la palabra. Latinoamérica, a pesar que les duela, se refiere a los latinos, no al mestizaje ni a la indiada, esa a la que ustedes le dicen pueblos originarios, como si los Incas no hubieran esclavizados a los aymarás o como si el hombre hubiera germinado de la tierra en el Alto Perú y el marciano europeo aterrizó con un OVNI. Y mal que les duela también, latinos son los italianos, los españoles, los portugueses, los franceses y los rumanos. Latinoamérica las pelotas. Esa enorme masa de inmigrantes y descendientes de inmigrantes a la que ustedes hoy en día se dan el lujo de llamar «clase media burguesa golpista» -como si ustedes se hubieran criado en una toldería con los patagones- son los verdaderos latinoamericanos. No es mi opinión, es la realidad.

El actual No Pasarán. ¿Se entiende la diferencia?

Para su información, las Juventudes Partidarias vienen de hace décadas y eran pibes que laburaban y pertencían a la vida cívica, no se rascaban las pelotas en sus casas, mantenidos por papis, ex pseudohippies que también predicaban el boludeo mantenidos por quienes ahora son sus abuelos. Si tanto creen en la creación del empleo de este Gobierno, haganse un favor a ustedes mismos y consíganse un laburo. Pero por sobre todas las cosas, entiendan que no es divertido lo que pasó en los ´60 ni en los ´70. No es agradable. Lo bueno es que uno nota que no están dadas las condiciones para que vuelva a ocurrir lo de entonces. Un ejército atado de pies y manos, sin presupuesto y comandado por una Ministra que tiene menos idea de la administración pública que Zulma Lobato. Hoy por hoy, todos son guapos con la Policía. Les puedo asegurar que hace 20 años no más, había que tenerlas muy bien puestas o ser tremendamente pelotudo para siquiera osar insultar a un uniformado. Pero con Tyson drogado, todos somos campeones peso pesado.

A los viejos pelotudos, que tampoco tuvieron los huevos bien puestos cuando tenían que tenerlos, a ustedes sí que hay que cagarlos bien a puteadas. Por forros. En los ´70 estaban bailando con Palito Ortega y ni siquiera se animaban a cantar una canción de Silvio para levantarse una minita en Plaza Francia por las dudas que los levantaran en un Falcon Verde, en los ´80 tampoco rompían mucho las pelotas y les pareció fantástica la represión de La Tablada. A Alfonsín lo vitorearon y luego lo putearon. Nunca por sus políticas de Derechos Humanos, sino por el Plan Austral primero y por la Hiperinflación después. En los ´90 creían que era la oportunidad de hacer la California del Oro con un Todo por 2 pesos, pero se conformaron en conservar el laburo pedorro que tenían y mientras les encantaba el turco por fiestero y gatero, sentían envidia de todo aquel al que le iba bien. Ahora, viejos, decrépitos e impotentes, se ponen a hablar del Peronismo setentista como la III internacional, citan palabras del Che Guevara a pesar que murió a una edad en la que ustedes sacaban cuentas para comprarse un Renault 12 break y se dan el lujo de aconsejar a los pendejos.

Carta Abierta. Grandes Valores para el Idiota Argento.
Ustedes, viejos de mierda, son la verdadera oposición de este país. Ustedes se oponen a todo lo que sea para bien del que labura, del que se rompe el orto o que al menos tiene ese sentimiento, ese grito interno de querer ser más de lo que fueron sus padres, no por desprecio, sino por progreso. Son la bosta de cualquier generación, la actual, la que vendrá y la de hace 5 siglos también. Son los borrachos del bar que se deliran la guita en ginebra barata mientras critican al vecino que cambió el auto porque en algo raro anda y ustedes no se prenden porque tienen convicciones. La única convicción que tienen es la envidia pelotuda y la soberbia mal entendida. Si al menos tuviera un dejo de dignidad, harían algo por el prójimo más que despreciarlo porque se queja de que el Gobierno le da dos panes cuando antes le daba uno solo.

Y en general, a todo aquel que defiende a este Gobierno por simpatía, por subsidio, por interés, por diversión o por oposición a la oposición, no les pido que lean algo de historia, porque está empíricamente comprobado que sólo sirve para no cometer los mismos errores, pero no para saber qué se tiene que hacer. Sólo les pido que abran los ojos y miren su entorno. Salgan de esas cuatro paredes de mierda y caminen la calle. Seis años de Gobierno y la miseria nos invade hasta por los poros. Y seis años después, la culpa es de la clase media, de los medios, del campo, de los gorilas, de los judíos, de Estados Unidos o de Mariano Grondona.

Por si no lo notaron, Kirchner no es un apellido napolitano.
Wilheilm no es irlandés ni gallego. El campo está totalmente desdibujado y con quilombo y todo, el Gobierno facturó como nunca antes. Clarín dejó de existir mucho antes del debate por la Ley de Medios, los Estados Unidos nos consideran un país al sur de Brasil y entre Chile y Uruguay, a Mariano Grondona lo ven solamente ustedes para tener más motivos para putear y en cuanto a los Gorilas y genocidas o similares, defender al matrimonio Kirchner no es precisamente la mejor opción.

En conclusión, vayan a lavarse el orto. Cuando todo se haya ido a la mierda, esta puta clase media golpista va a ser la que les salve las papas nuevamente. Como siempre pasó en este país. Ustedes quédense tranquilos, van a poder seguir yendo a las reuniones en las facultades a hablar de lo maravilloso que lo pasaron en el impenetrable, conviviendo con los Tobas y viendo la cruda realidad de ellos, sin darse cuenta que con un poquito de sentido común, un cachito de honestidad y, por sobre todas las cosas, ganas de laburar, esos tipos no serían un museo viviente. Serían ciudadanos como ustedes.

Viernes. Sigo sin internet en casa y el puto del vecino cambió la contraseña del router. Así no hay progreso que valga.