Comunicado
Ante la nueva normativa emanada por el Congreso de la Nación Argentina en materia de terrorismo, el señor conocido por su seudónimo «Relato» -de ahora en más «el autor» o, sencillamente, «el boludo que escribe»- considera menester aclarar determinadas cuestiones respecto a la funcionalidad del presente sitio. Asimismo, es dable dar a conocer una lista de conceptos a modo de guía, para que el eventual comisario político que lea, sea por costumbre, por que le pasaron un link, o por mero azar, sepa interpretar correctamente el sentido de las palabras aquí escritas. 
A saber:
1.- Es de público conocimiento que el texto normativo que diera motivo al presente comunicado, sostiene que se considerará terrorismo utilizar información privilegiada no pública con fines bursátiles, los cuales podrían llevar a una desestabilización financiera. Cuando el autor refirió que si Néstor viviera, con esta normativa estaría a la altura de Bin Laden, no quiso acusarlo de terrorista, ni tampoco quiso hacer referencia alguna a aquella vez en la que el excelentísimo expresidente de los argentinos compró dos millones de dólares un día antes de que se depreciaria la moneda de curso legal en nuestro país. La vinculación con el, también extinto, lider talibán fue a modo jocoso, distante de la falta de respeto y cercano a una comparación del tipo «Néstor se inmoló por nosotros».
2.- Cuando el autor manifiesta «que los legisladores penen las mesas de dinero y otros mecanismos clandestinos de enriquecimiento financiero, es igual a que Diana Conti se manifieste a favor de la Ley Seca», bajo ningún punto de vista quiere dar en suposición presuntas maniobras fraudulentas de enriquecimiento ilícito, como así tampoco quiere afirmar que las mesas de dinero son a los senadores lo que una juguetería a un infante, ni nada que se le parezca. Entiéndase «bajo ningún punto de vista» como «nunca jamás» o «never in the puta life». Del mismo modo, el autor quiere dejar bien en claro que no duda de la sobriedad de la doctora Diana Conti, como así tampoco de su entereza moral y hepática, cuya supervivencia confirma que tiene un hígado a prueba de thinner o es abstemia. 
3.- Ante la posibilidad de encontrar diversos adjetivos aplicados como sustantivos para denominar a la Excelentísima Señora Presidenta de Todos y Todas los Argentinos y Argentinas, el autor quiere aclarar que no busca faltar el respeto a la Excelentísima Señora Presidenta de Todos y Todas los Argentinos y Argentinas. Cuando se lee «la viuda pasea al muerto más que Juana la Loca», no se sospecha, ni se quiere hacer creer nada que respecte a la probada salud mental de la Excelentísima Señora Presidenta de Todos y Todas los Argentinos y Argentinas. En todo caso, se sugiere interpretar estas calificaciones en tono de modismos de jerga barrial del tipo «es una loca linda» o un «qué personaje es nuestra Excelentísima Señora Presidenta de Todos y Todas los Argentinos y Argentinas».
4.- El autor quiere manifestar su beneplácito ante la novedad de que será considerado un acto terrorista cualquier acto que se realice con fines de intimar a las autoridades a que hagan o dejen de hacer algo. Es un gran avance del modelo que nos llevará por la senda de la paz y la fraternal convivencia hacia un horizonte progresista, donde hallaremos la tierra prometida, sin estúpidos que cuestionen lo incuestionable y con todas las libertades garantizadas para poder llevar adelante nuestro modo de vida bajo la doctrina que el verdadero pueblo quiere, que está más que claro que es el Kirchnerismo Fundamentalista de Tercera Generación, Corriente Cristinista Progresista, Tendencia Juvenil Sub 50, Línea Fundadora Reformista. 
5.- Respecto de lo referido en el punto anterior, el boludo que escribe desea expresar que, si bien toda protesta tiene por fin intimar a una autoridad a que haga o deje de hacer algo, no por ello considera que se esté criminalizando la protesta social. El concepto es más que claro: si vivimos en el paraíso, sólo los terroristas pretenderán comer la manzana prohibida, el lomito prohibido, el costillar prohibido, la docena de facturas prohibidas, o lo que simbolice a la tentación del demonio fascista. El que termine en cana, algo habrá hecho.

6.- Respecto de lo referido en los dos puntos anteriores, el autor quiere destacar que confía plenamente en la impoluta justicia argentina y, por ende, en la incuestionable sana crítica de los magistrados y demás funcionarios judiciales que la componen. Es en este ítem donde el boludo que escribe desea despejar todas las dudas que pudieran surgir respecto de la consideración que tiene el autor respecto del Poder Judicial de la Nación y, fundamentalmente, sus máximas autoridades, entre las que se destaca el gran jurista Eugenio Zaffaroni, quien ha demostrado no temer a la iniciativa privada para solventar sus excéntricos gustos, a pesar de los medios corporativistas que se empeñan en desprestigiar sus negocios. La probidad de la organización judicial ha quedado empíricamente demostrada en la causa de la efedrina, procesando a un candidato opositor cuando todos las sospechas indicaban la complicidad de toda la Casa Rosada, ordenanzas, granaderos y sus caballos inclusive. 

7.- Cuando el autor pareciera reírse de la idea «se hacen los porongas nacionalistas con el Fondo Monetario Internacional, pero al Grupo de Acción Financiera le tiran la goma», no debe interpretarse como humorada, ni como concepción contraria a los fundamentos que sostienen la doctrina del cuadro político gobernante. En todo caso, la acción de tirarle la goma al GAFI, bien podría significar una solicitud de corrección de las políticas financieras y sus organismos de control, tal como lo ha expresado en numerosas exposiciones internacionales nuestra Excelentísima Señora Presidenta de Todos y Todas los Argentinos y Argentinas, haya sido en la Asamblea General de la Organización para las Naciones Unidas, en el Grupo de los Veinte, en el Grupo de los Setenta o en el Grupo de Scouts de Florencio Varela. 
8.- El boludo que escribe quiere resaltar que nunca quiso comparar la persecución de las ideas contreras con los tribunales de la Inquisición, ni con los juicios de Salem. La referencia a Giordano Bruno fue meramente decorativa y bien intencionada, dado que el astrónomo napolitano del siglo XVI bien se la buscó con sus teorías heliocéntricas. Su extinta vida en manos de una hoguera fue un hecho que él mismo podría haber evitado si se hubiera dedicado a pensar en idéntica dirección al oficialismo de la época. 
9.- Es menester destacar que cuando el autor manifestó «con esta ley antiterrorista los oficialistas obtuvieron carnets profesionales de gorilas», no quiso hacer referencia alguna a contrariedades en el discurso oficial respecto de patriotas y cipayos. El término «gorila» no se encuentra dentro de la designación dada a los seguidores del Almirante Rojas y sus herderos ideológicos, sino que quiso hacer alusión al poderío descomunal y la fuerza extrema de la que es capaz el más grande de los homínidos.
10.- En relación a lo expresado en el ítem que antecede, el boludo que escribe considera necesario aclarar que todo adjetivo calificativo de tinte onanista mencionado en referencia a los integrantes de La Cámpora son anteriores al deceso del Subsecretario de Comercio, por lo cual no se encuadra en la figura de broma, ni nada que se le asemeje. En idéntico sentido, las referencias onanistas hacia los miembros de la agrupación oficialista, lejos están de tener sentido despectivo, sino que contiene un dejo freudiano sobre la inmadurez, que en este caso es sólo respecto de la notable juventud de sus cuadrazos.
11.- Respecto del punto anterior, el autor aclara que cuando hace menc
ión expresa a la edad de los referentes «jóvenes» y adhiere a continuación diversas expresiones que muchos han interpretado como «cercanas a la jubilación», se tratan de meros malentendidos. Es más, el autor considera que el concepto de juventud debe aplicarse en su acepción más altruista y hacer referencia a la juventud del espíritu, como el del joven Boudou, el pendex Abal Medina o la eterna quinceañera, nuestra Excelentísima Señora Presidenta de Todos y Todas los Argentinos y Argentinas.
12.- Cualquier inconveniente o contratiempo que pudiera surgir a futuro en relación a las ideas expresadas en este sitio y a las palabras utilizadas para escribir las mismas, seguramente tendrán una interpretación patriótica. Es más que necesario resaltar que el boludo que escribe no tiene ninguna intención de fomentar acto terrorista alguno. Si después de todo consideran que el autor es un terrorista, con gusto lo aceptará si le prometen las setenta vírgenes. 
Cualquier duda, consultar con el boludo que escribe. Atentamente, RDP.
Salutaciones:
Este sábado es nochebuena. Quizás por pérdida de costumbres, tal vez porque la vida nos cagó a palos, porái porque sentimos que el Tata Dios nos soltó la mano hace rato, muchos de los cristianos nos hemos olvidado de esa etapa de nuestras vidas en que todo era puro y las peleas familiares ni las notábamos. Esos años en los que esperábamos recontra ansiosos a la medianoche para que algún tío o abuelo nos dijera que había visto a Papá Noél en el living dejando los regalos y ni siquiera sospechábamos de que había sido el propio tío. Ya más grandes, algunos porque se los dijeron, otros porque se avivaron que era el borracho del tío el que colocaba los regalos a tres metros del arbolito, conservábamos muchas de las expectativas de esa noche. La experiencia de estar en libertad con los primos sin que ningún adulto nos retara, las travesuras, el morfi, la cara de asco por equivocarnos de vaso, todos tenemos algún recuerdo de momentos más felices. Por ahí esa felicidad se debía a la falta de conocimiento de la dureza de la vida. Yo, en cambio, prefiero creer que esa alegría, esa ansiedad incontenible, se debía en parte a ese espíritu que llevaba a que dos hermanos que se odiaban, al momento del brindis se olvidaran de las diferencias y se fundieran en un abrazo. 
A todos los creyentes, les deseo una preciosa Nochebuena y una muy feliz Navidad. A los que no son creyentes por motivos religiosos, personales o lo que fuera, también les deseo que pasen una noche de puta madre con sus seres queridos. No se olviden que a todos nos falta alguien, pero todos tenemos a alguien. A no bajar los brazos y a seguir adelante. Un cálido abrazo a los que pasan por acá, a los que conozco personalmente, a los que puteo, a los que me putean y a todos los que hacen que este humilde espacio sea divertido. 
Casi Viernes. La panza ya la tengo. Me falta una barba al estilo Pérsico y ya puedo currar sacándome fotos en algún shopping. Hay que llegar a fin de mes…