Consejos para el Legislador Argentino
Visto que el debate por la Ley de Medios se ha llevado a cabo en todos lados menos dónde debería haberse dado lugar, y siendo que no nos gusta ser etiquetados como personas que ejercen críticas para nada constructivas, pasaremos a enunciar una serie de consejos que podrían ser tomados en cuenta por algún iluminado que ostenta el privilegio de ejercer la función pública.
1.- Estudie los proyectos a debatir.

No queda bien que se preste para el debate y hable por boca de ganso. Si quiere saber que mal se ve, le sugerimos prestar atención a las declaraciones de Julio Piumato diciendo que los mulitmedios están nerviosos porque se perderan hasta las licencias de los diarios, cuando el proyecto regula sólamente los medios audiovisuales.

Piumato. Más boludos son los que lo votaron año a año para conducir el Gremio de los Judiciales.
2.- Estudie las leyes.

La Constitución no le exige ser jurisconsulto para ejercer la función de legislador, a pesar de que usted será el encargado de crear leyes. Sin embargo, no está de más pegarle un vistazo ¿Sabe? Más que nada para no tener que encontrarse con esas derogaciones parciales implícitas que aparecen cuando una ley nueva contradice a una vieja, y después se encuentre con algún abogado avivado que diga que su cliente no piensa pagar el cannon anual de la empresa ya que todavía lo rige la ley vieja y la autoridad competente desapareció.
3.- Chequee el reglamento interno.

Así como a nadie le gusta que le toquen el timbre del departamento a las 3 de la mañana para que baje el volumen, también queda muy feo que le anden recordando cuales son las reglas para comportarse dentro de las paredes del Congreso. Imagínese qué pensarán de usted cuando se sepa que metió más modificaciones que artículos a la ley que piensa aprobar y la votaron sin informarle a todos los legisladores ni devolverla a Comisión para dictamen.
4.- Cómprese una Constitución.

Nunca está de más. No le pido que se compre los Siete tomos del tratado de Derecho Constitucional de Bidart Campos porque sabemos que nunca le quitara el celofán que lo protege. Pero al menos haga el esfuerzo de tener una de bolsillo. Es pequeña, tiene poco más de 120 artículos y es muy loco lo que puede llegar a encontrar dentro. Por ejemplo ¿Sabía usted que la Constitución dice que el Poder Ejecutivo de la Nación será desempeñado por un ciudadano con el título de «Presidente de la Nación Argentina»? Si hubiera leído una Constitución, no andaría por la vida diciendo Presidenta, como buen burro bestia humana que es.

Hay que profundizar el modelo y si es necesario estatizar Clarín. Diputado del Frente para la Victoria Dante Gullo. Grossísimo.
5.- Contrate asesores.

Atendiendo a esa norma que reza que no es necesario ser jurisconsulto para crear leyes, se le ha dado una asignación de dinero para contratar personal. No sea animal, contrate asesores que estén a la altura de los acontecimientos y que puedan contrarrestar su carencia absoluta de conocimiento y sentido común. La mezquindad no es buena consejera, darle laburo a tres gatos y los hijos de los amigos para que sirvan café y se muevan a los gatos cuando usted no puede, no le hará bien a su desempeño legislativo, y por ende, tampoco al país, aunque poco le importe.

El Sindicato Argentino de Meretrices exige la igualdad de condiciones y el blanqueo urgente del personal contratado en el Congreso Nacional.
6.- Corrobore qué va a votar.

Si usted piensa defender con uñas y dientes un proyecto, es de recomendar que le pegue una leída antes de apretar el botoncito a favor. A modo de experiencia, puede remitirse a la declaración de Emergencia Agropecuaria que votaron todos los diputados de un bloque que no sabían si estaban a favor o en contra, pero que les dijeron que votaran por la negativa. De seguro que se sentiría estafado en sus buenas intenciones. Si en vez de pelotudear haciendo chistes con su compañero de al lado o mirándole el culo a la que sirve café, se hubiera calentado en leer esa carpetita para saber al menos si adentro estaba el proyecto o la revista Playboy de Susana Traverso, no hubiera pasado ese calor de sentirse un auténtico pelotudo.

7.- Mantenga las formas durante las exposiciones.

Este es un punto neurálgico, ya que su imagen se verá influenciada. Sabemos que es una tentación querer quedar bien con el patrón, pero no se olvide que el sueldo se lo pagan en el cajero, no en Balcarse 50. No intente reemplazar al Jefe de Gabinete haciendo loas a la gestión del Presidente de turno. Para eso ya está él, que una vez al año tiene que ir a rendir cuentas al Senado. Si el debate es sobre la Ley de Medios, no queda bien que se dedique a contar lo bien que le fue con las AFJP. Mucho menos cuando nos daremos cuenta dentro de un tiempo. Por el amor de Perón, haga patria y ubíquese en tiempo y espacio. Está en un recinto legislativo, no en la platea de Ferro. Dirija sus palabras al Señor Presidente de la Cámara, no a la tribuna de laderos que hizo traer para que lo aplaudan y de paso metan presión a los que votarán en contra.

Diputado Agustín Rossi y el ex comunista, ex Grosso, ex Menem, actual Senador (ispa generoso) Daniel Filmus.
8.- Conserve el respeto por las demás ideologías.

Sabemos que el folclore de la militancia de quienes se acordaron de hacerlo en 1984 hace que quieran participar de alguna gesta aunque sea ficticia. Eso, mi estimado, no le da ningún derecho a pararse en las butacas y ponerse a cantar la Marchita Peronista como si estuviera en un asado partidario en la Quinta 17 de Octubre. Lo mismo va para los primos. Si ya no recuerdan la letra de Adelante Radicales, tampoco queda bien pedir que se grite «Alfonsín, Alfonsín» cuando lo único que acercó al viejo hacia los Kirchner fue el busto de un tipo de bigotes que descubrieron diciendo que era el de él.
9.- Tenga algo de amor propio y dignidad.

Si, sabemos que es mucho pedir. Sin embargo, si le pone algo de garra, quizás se sienta mejor como persona y deje de tener esa sensación de mujer golpeada que lo carcome por dentro. Si usted es Senador y Preside su bloque, queda de muy mal gusto llorarle cual nene caprichoso en la cola del zoológico al Presidente del Senado para que vote a favor. No se arrastre. Recuerde que usted posee nombre y apellido. Si a usted no le importa, piense, al menos, en sus parientes.
10.- Coherencia.

Si, hemos llegado al punto más difícil de llevar a cabo. Usted que ha saltado de banca en banca cual Pepe Grillo por el país de los boludos, no tiene autoridad moral para criticar a los disidentes. Usted que se ha cambiado más veces de ropa interior que una trola de la calle corrientes, no tiene con qué criticar a los demás. Usted que ha llegado a su banca apoyando al Gobierno que autorizó la fusión entre Multicanal y Cablevisión, no puede ser tan cínico e hijo de puta para hablar de combatir al monopolio. Usted, que de historia argentina sabe menos que las hermanas Xipolitakis, no tiene la más puta autoridad para hablar de sucesos históricos y compararlos con este engendro vengativo en el que se ha transformado la posibilidad de darnos a los argentinos una ley de medios única en el mundo.
Paseando por el Mundo

Mientras en Argentina nadie hace nada por nuestra soberanía, desde la República de Irlanda del Norte, un trío de música tradicional nos trae un homenaje a uno de sus compatriotas, practicamente olvidado en nuestro país a pesar de ser un groso de la historia. Y de paso hacen de las suyas tirándole un balde de mierda a la corona británica.

Estoy confundido. No se si considerarlos amigos por atacar a los ingleses, o considerarlos cipayos a favor de la dictadura genocida que nos llevó a la guerra. Tanto se mezclaron las cosas que ya no se qué pensar.

Martes. La Agrupación Putos Peronistas de La Matanza ya tiene su candidata a Presidente para el 2011. Cristina está celosa.