Derrapando
Habría que recomendarle a la gente con problemas de obesidad que no suban a las montañas rusas de Disney, porque el colesterol les puede generar un tapón en el cerebro y eliminar los filtros. Carrió está totalmente sin frenos y como prueba de ello, salió a decir que Maggie Stolbizer es una dirigente de un partido provincial y que no sumó un voto. Ella en cambio fue funcionaria del Poder Judicial de la Provincia del Chaco con rango equivalente a Fiscal General designada durante el último Gobierno de Facto. Ella dijo que aceptó el trabajo porque necesitaba la obra social. Apuesto a que si le damos una semana más, dirá que Ricardo Alfonsín es un inútil que vive del apellido y denunciará a Prat Gay por haber pertenecido a la JP Morgan.

Pero no es la única que tiene problemas para mantener la coherencia. Y no me refiero al bloque opositor de la UCR en el Senado que le pide al Gobierno que deje de dilapidar la guita de todos en pelotudeces, mientras no se quejan de las 21 lucas que cobran por mes. Horacio Verbitzky ahora es acusado por el hijo del Comodoro Güiraldes de haber colaborado con la plana mayor de la Fuerza Aérea entre los años 1977 y 1979, como corrector de libros y redactor de discursos. Obvio que no es delito, pero supongo que las cuestiones de ética quedan un poco desvirtuadas. Don Horacio dijo que, si bien le tenía mucho cariño al Comodoro, never in the puta life podría haber hecho lo que dicen que hizo. Ahora me dieron ganas de hablar de los veletas. En estos días largo algo.
Pero la justicia en este país llega. Tarde, muy lenta, pero llega. Como a D´Elía, que finalmente lo citaron para declarar por la toma de la Comisaría 24a de la Federal en 2004. Si, se tomaron un par de años, pero ahora comenzarán a desfilar todos los funcionarios involucrados. Incluso Norberto Quantín. Al que nadie le devuelve nada es al Comisario Grecco, que encima que le tomaron la Comisaría, se la prendieron fuego y le afanaron una obra de arte invaluable, fue el único procesado y perdió la carrera. Sólo en Argentina. Ese país en el que las Instituciones son como las putas mediáticas. Se creen vedetes, pero están años luz de tener prestigio.
Esa renovación institucional tan ponderada por Cristina, quien predica con el ejemplo ordenando por teléfono desde Venezuela que los Diputados oficialistas apruben a carpeta cerrada la prórroga de las facultades delegadas en el Ejecutivo. O sea, en ella. Al margen de las frases de siempre, nadie sabe a ciencia cierta para qué fue la Presi a Venezuela. Algunas fuentes consultadas refirieron que el humanoide anfibio que tenemos por mandataria viajo para acordar una política común en el crecimiento sostenido de la pobreza mientras se gasta plata en pelotudeces. Para ejemplificar le llevará el contrato mediante el cual el Estado pone 6 mil millones de pesos durante 10 años para que el futbol se vea por el canal del Estado.
Martes. Saludos al joven matrimonio tucumano que se casó en parapente. Tanto quilombo por una boludez. Todos nos casamos en el aire. El problema es cuando tocamos tierra.