Epifanía
En Buenos Aires quedamos bastantes, aunque parezca lo contrario. Se fueron los paladines de la verdad detrás del escritorio, vulgarmente conocidos como presentadores de noticias. Las playas están viviendo tiempos menemistas pero sin tanto negro dándo vueltas. Massa en Pinamar, bien cerquita de Shocklender, a quien nadie le conoce un ingreso honesto pero descansa no sabemos de qué en el parador más caro de la costa atlántica. Aníbal Fernandez pasea sus bigotes por Villa Gesell, pero no se saca su malla blanca, no vaya a ser cosa que lo confundan y termine en el acuario de Mar del Plata o en Mundo Marino.

Cristina volvió para Buenos Aires. La Provincia de Buenos Aires, porque la Casa Rosada no la pisa hace 30 días. Aprovechó para recorrer los jardines de olivos y juntar un poco de pasto para dejarle a los camellos de los Reyes Magos junto con una cartita en la que pedía un país mejor, no tan mediocre e incomprensivo como éste, en el que a ella tengan ganas de escucharla hablar y por sobre todas las cosas, donde no haya humedad ni calor.

Cristina avisa. Si no le arreglan las mechas, los Reyes tendrán que presentar las declaraciones juradas de los últimos 2 mil años y explicar de dónde sacan el dinero para tanto regalo.

Carlos Reutemann dejó su cartita en un par de zapatos que se quieren poner todos menos él. El quisiera ser Presidente, pero sin tanta presión. Nada de internas, ni campañas, ni afiches. No lo molesten para sacarse fotos ni le pregunten qué tiene planeado hacer como Presidente. Hagan lo que tengan que hacer que el descansa y después, si le toca, se sienta en la Casa Rosada y listo. Bereziuk desde Punta del Este -es increíble lo que puede el sueldo de Secretaria Privada- dejó sus tacos agujas con una cartita en la que pedía que la gente se olvide de ella. Ese es un deseo fácil de cumplir, si ya nos olvidamos que no tiene escrúpulos, ni ninguno de los 5 sentidos al voltearse a Néstor. No se sabe quién fue el desubicado que le dejó un sobre con dinero y un «Gracias por los Servicios Prestados». Ampliaremos.

Vitoria Bereziuk vive relacionándose con gente rara. Néstor, Antonnini Wilson y ahora un tipo que va en zapatillas y pantalones largos a la playa.

Victoria Donda dijo que no iba a dejar ninguna cartita porque nunca confió en la Junta Real en la que los tres reyes toman las decisiones sin consultarle a nadie y en la que Baltazar es un traidor que entregó la lucha social de los negros a cambio de un buen pasar económico, al igual que Luis D´Elía. Después se manfiestó en contra de que Aldo Rico sea una opción dentro del Kirchnerismo por su pasado como militar y cuestionó que en la Argentina solo hayan sido castigadas las Fuerzas Armadas y no los políticios, sindicalistas y clérigos que tuvieron relación con al Gobierno Militar. Después cayó en la cuenta de que si eso ocurriera, la mitad de la Argentina tendría que estar tras las rejas, sobre todo los últimoss 3 Presidentes.

No le pidan mucho. Su primer trabajo fue ser Consejal en Avellaneda por el Frente para la Victoria. Y esta es la foto que figura en su legajo de Diputada. Si. Posta. En serio.

Basta de injusticias. El hijo del Subsecretario de Medio Ambiente, figuraba como el primer adjudicatario del Plan 0 km y lo cagaron. Homero Bibiloni está que vuela. ¿De qué ética me vienen a hablar si yo soy el Subsecretario de Medio Ambiente mientras mi estudio jurídico defiende empresas que contaminan? refirió notablemente ofuscado el funcionario. Cuando le preguntaron cómo era que un chico de 21 años tenía 40 lucas para sacar un cochecito, dijo que era un regalo de Melchor, Gaspar, Baltazar, Papá Noel y el Ratón Pérez.

Los Reyes son para todos o para nadie. Los hijos de los funcionarios también pueden recibir autitos de regalo, aunque ya no sean Duravit.

Nilda Garré se avivó de que todavía quedaba un avión que podía volar además del que saca a pasear a Flor Key y sus amigas, y mandó un Fokker para sacar a dar una vuelta a los chicos de la Villa 31 hasta Luján y traerlos de vuelta. Los chicos estaban contentos aunque seguían descreyendo de la existencia de los Reyes Magos y por eso no le dejaron pastito ni galletitas. Finalmente un vecino de Luján les dijo que el Gobierno tampoco existe y sin embargo le pasamos 3 sueldos al año en impuestos.

Un sol para los chicos. Iban a llevar un avión un poco más grande pero no hubo caso. El servicio de mantenimiento ya no es lo que era.

En Pinamar quedan cada vez menos médanos de arena y enseguida apuntaron contra el actual Intedente. De Vito enseguida se defendió y dijo que si al titular del SEDRONAR le encontraron 8 kilos de merluza en el auto y no pasa naranja, el hecho de que el sea dueño de un corralón de materiales no tiene por qué hacerlo sospechoso del faltante de arena en la playa. Dijo que es normal que se encuentren almejas en las bolsas de arena que vende en sus comercios y que mejor apunten a los más chicos por ese vicio de hacer pozos y castillitos por todos lados.

Martes. Me desperté con ganas de hacer algo por el país, pero no encuentro la salida de la cama.