Eterna Ingratitud de una Mente sin Recuerdos
Ayer tuvimos el enorme privilegio de vivir un revival de lo que es un Juicio Popular y sumarísimo. Mientras Eduardo Anguita todavía sostiene que un grupo de boludos pagos por Clarín para postear comentarios agresivos en los diarios y blogs son un grupo de tareas, sin tener en cuenta que la cybermilitancia kirchnerista hace exactamente lo mismo, Hebe de Bonafini nos devolvió la maravillosa música de una Justicia paralela, pero no tan popular, ya que a mi no me representaron.

Debajo de una bandera sugestiva que rezaba «Hasta la Victoria Siempre, Queridos Hijos», en nombre tuyo, mío y de nuestros parientes, Mamá Hebe leyó el veredicto mediante el cual hallaban culpables de haber apoyado al último Gobierno de Facto a los periodistas Bernardo Neustadt, Mariano Grondona, Chiche Gelblung, Mauro Viale y Magdalena Ruiz Guiñazú entre otros.

Estupor. Teresa Parodi no pintó por la Plaza de Mayo.

Sacando la pequeña contra de que Bernie está muerto y el detalle de que Magdalena le recordó hoy a Mom Hebe que en 1984 le agradeció al aire que ella había sido la primera en hablar de las Madres en plena dictadura, respecto de todos no deja de ser una injusticia notable. Si Hebe y los pocos trasnochados que estaban al pedo un jueves a la tarde y fueron a divertirse a la Plaza de Mayo dicen representar al pueblo ¿Cómo puede ser que se la agarren con los periodistas más leídos, vistos y escuchados de aquellos años? ¿Un juicio popular puede hacerse cargando contra quienes representaban el pensamiento de la mayoría de aquellos años?

Vale por una foto de Hebe de Bonafini.

Porque no podemos ser tan hipócritas de sostener ahora que los medios también nos controlaban en esa época. Gente y Somos, Clarín y La Nación eran los medios gráficos más vendidos, no jodamos. No podemos ser tan desmemoriados. No en esto. El horror fue atroz, el peor de todas las Dictaduras militares incluídas en el Plan Condor. Pero esas revistas eran las más compradas, esos diarios eran los más leídos y esos periodistas, eran los más escuchados, aunque ahora todos miremos para otro lado. Una cosa no quita la otra, podemos mirar para atrás y sostener cualquier cosa, pero no nos engañemos. Muy distinto a la sinceridad es negar que a la inmensa mayoría de esa Argentina le resbalaba todo. Incluso la pasaba bien mientras Martínez de Hoz permitiera algún que otro viajecito a Miami a comprar televisores a colores.

Pobre Martínez de Hoz, otro que sufre de la ingratitud de un pueblo que lo adoró por un par de años. Ahora padece el olvido de quienes se enriquecieron con su bicicleta financiera y encima el desprecio de dos de sus mayores admiradores. El Gobierno Nacional dijo que pedirá la inmediata detención del ex Ministro de Economía de la Dictadura. Ese mismo que permitió que Néstor y Cristina amasaran sus primeras fortunas. Ingratos.

No es que lo hagan de turros cínicos. Néstor era espía para la lucha de los compañeros peronistas perseguidos por la cruel dictadura, pero no lo cuenta por humildad, no más.
De todos modos, hay que reconocer que Hebe sienta un precedente que nadie de nosotros se animó a realizar todavía. Ya que la Justicia tampoco nos cae bien a nosotros, podríamos armar un Juicio Popular y Sumarísimo para ver qué onda en los `70 con Dante Gullo, Miguel Bonasso, Roberto Perdía, Carlos Kunkel y Nilda Garré. O tal vez ir más allá. Si 300 vagos en una Plaza pueden juzgar a periodistas, supongo que sería igual de valedero que un buen porcentaje de la Argentina, qué se yo, digamos el 80% del padrón electoral, pueda tranquilamente hacer lo mismo para con el Gobierno Nacional ¿no?

No comments.

Les dejo un viejo texto, pero que no deja de ser interesante sobre alguien que tiene un poquito de autoridad para hablar desde donde lo hace.

SUABA INFORMA:

Ya saben. Tipo 21,00 horas nos juntamos todos los que quieran venir al Patio de Comidas del Abasto, sector Mc Donalds Kosher. Vengan con quienes quieran a pasar un rato, morfar como bestias, delirar a los de las mesas de al lado y afanarnos las papas fritas entre nosotros.

¡Gracias a Mariano por la creación! Quien lo desee, puede llevárselo a su sitio.

Viernes. En esta tierra, debería haber alguna avenida que se llame Alzheimer.