I See Dead People
Luego de tenernos semanas preocupados por su integridad física, reapareció Néstor y dio señales de estar en buen estado. En la Casa de la Cultura de Quilmes, juntó a los intendentes del conurbano bonaerense y a Danielito Scioli. Todos estaban estupefactos. Lo más cercano a una Casa de la Cultura que pisaron alguna vez fue Cachaquísimo Bailable. Antes que Néstor, habló Danielito, manifestando que digan lo que digan están unidos. Luego se cruzó con Néstor, él le garantizó que le devolvían a la hija sana y salva, pero que no se le ocurra volver a hablar con Duhalde, y subió al estrado.

Ya apareció Néstor. Ahora vamos por Julio López.
En la democracia se gana y se pierde, no hay que dramatizar. Evidentemente lo tuvieron secuestrado y dopado los últimos 50 días y debe pensar que estamos a principios de julio. Luego llamó a reconstruir la transversalidad que el mismo destrozó, dijo que tuvieron un triunfo indiscutible a nivel nacional, que Argentina es uno de los pocos países latinoamericanos que sigue creciendo -además de Haití- y afirmó que el kirchnerismo no existe. Scioli rompió en llanto cuando le confirmaron que los Reyes Magos y el Ratón Perez tampoco.
Otro que demostró de qué está hecho es Raúl Eugenio Zaffaroni, quien fue a disertar en un seminario a favor de la despenalización de la tenencia de falopa para consumo personal. Un grupo de chicos que necesitan de otro tipo de drogas que les acomoden las ideas, fueron a increparlo. Mientras ordenaba que los echen a la mierda por expresarse, los trató de autoritarios, facistas y stalinistas. Más allá del problema de querer insultar con dos ideologías contrapuestas, creo que descubrimos quién es el anónimo que comenta en este blog. De todas las formas que me lo imaginé, jamás se me cruzó por la cabeza verlo como una loca histérica gritando «basta». Y yo que había superado verlo en zunga verde loro caminando por las playas.

El Garantista. Con todos los quilombos que tenemos, la Corte está más preocupada en despenalizar algo a lo que ya nadie le da pelota.
El cipayo de Benedicto XVI dijo que en la Argentina la pobreza es un escándalo, respaldando los datos de la Iglesia que dicen que la pobreza es del 40% y no del 15 como dice el INDEC. Aníbal Fernández se hizo eco de las palabras de Su Santidad y aclaró que por eso mismo está en la política, para combatir la pobreza. La de sus propias vidas. Pero el plan para reducir la pobreza ya está en marcha. Calculan que con lo achicada que está la clase media más la despenalización del consumo de drogas sin una infraestructura de salud que sirva para contener a la creciente masa de adictos, en seis meses el paco se encargará del resto.

Néstor dijo que luchará contra la pobreza. Prepárense, chicos.
Cristina también fue consultada al respecto y reaccionó del modo que se espera de una estadista. En medio del anuncio de la compra de dos aviones para Aerolíneas, dijo que la privatización de la línea aérea de bandera fue calamitosa y la terminó pagando el país profundo. Cuando le preguntaron respecto de los dichos del Papa, miró de costado, puso cara de superada y se fue meneando las caderas entre la gente. Los heridos fueron derivados al nosocomio más cercano y según informaron, se encuentran estables.

Cristina explicándole a los técnicos de Boeing el proyecto de crecimiento vertical con base de matriz diversificada.
Dónde la están pasando bomba es en el Acuerdo Cívico y Social, que ya está pasando a la historia más rápido de lo que duró la ilusión por el seleccionado de Diegote. Carrió llegó de Disney, y sin sacarse las orejas de Minnie manifestó que hay que dejar de jugar a las visitas y defender a la sociedad, tirándole flor de palo a Maggie Stolbizer por haber accedido a la reunión con Cristina mientras ella se sacaba fotos con turistas en Miami que la confundían con un hipopótamo de la película Fantasía. Cobos tiene los huevos llenos y Ricardito Alfonsín prefiere no meterse. Radicalismo en estado puro.

Viernes. Cinco días al hilo como en los viejos tiempos. Mañana, esta cadorcha cumple un año de vida. Seguro que sale algo. El Fernet lo traen ustedes. El faso lo pone Zaffaroni.