Institucionalidad
En la novela «El País de las Maravillas», cuando a la Reina de Corazones algo no le gustaba, pedía que le corten la cabeza a su autor. La historia, lisérgica al extremo y crítica como pocas, satirizaba los caprichos de la Reina Victoria. Cristina, con menos realeza que Zulma Lobato, pero con los caprichos y delirios de grandeza de Ricardo Fort, ha demostrado una vez más que tiene un desconocimiento absoluto de la realidad, la legislación y el sentido común.

Le pidió al Banco Central que entregue parte de las reservas del país para pagar deuda. Redrado le dijo que no. La Reina de Tolosa pidió que le corten la cabeza. Le sugirieron que eso no era posible. Pidió su renuncia. «Esssta» le dijo Redrado mientras compraba una remera por internet con la cara de Maradona y un «Sigan Chupando» como leyenda. El Ministro de Economía del Gobierno Nacional dice que si el Presidente del Banco Central no renuncia, está en riesgo la Institucionalidad.

Cuando Redrado asumió la Presidencia del Banco Central, se dijo que era un tipo absolutamente capaz y que imponía orden. Al igual que los vecinos de un barrio que piden seguridad y después juntan firmas para remover al Comisario que les prohibe estacionar dónde se les canta el orto, la cámara bancaria que en un momento festejó la llegada de Redrado al frente del Banco Central, ahora adhirió al pedido del Ministro de Economía con tal de seguir de joda un rato más.

El Jefe de Gabinete exigió a un Juez de la Corte Suprema de Justicia y al Presidente del Congreso Nacional que desmientan los rumores de una posible fórmula presidencial para las elecciones de 2011. Lo hizo en nombre de la Institucionalidad. Parece mentira que en nombre de la Institucionalidad, un funcionario del ejecutivo exija publicamente declaraciones a miembros de igual importancia que la Presidente de la Nación, por ser casualmente los titulares de los otros dos Poderes del Estado.

Norberto Oyarbide, un tipo que fue Juzgado por proteger un prostíbulo homosexual siendo Juez Federal, que sobreseyó al matrimonio presidencial por considerar que un incremento patrimonial del 150% en un año es algo normal para un funcionario del Estado y un ex presidente y que ha sumado tres pedidos de juicio político por mes sólo en 2009, dijo que pueden seguir pidiendo juicios que no le importa. Un auténtico cínico, caradura y ostentador de poder.

Lo que ningún medio reflejó, es que Oyarbide no solamente es titular del Juzgado Federal n°5, sino que también subroga el Federal n°7. Si no les llama la atención, les cuento que esl Juzgado del caso Skanska.El Consejo de la Magistratura, controlado por Diana Conti y Carlos Kunkel, ya avisó que él puede seguir haciéndose empomar por gigolós, negociando causas y demáses, que está todo bien.

Cristina dijo mil veces que nadie dio tanta institucionalidad a un Gobierno como ella, que todo lo consulta al Congreso. Un Congreso en el que tuvo mayoría automática (y así y todo, con el campo se le salió las hemorroides para afuera) y las leyes que no le gusta, se las pasa por el orto, pero ese es otro tema del que no se habla como institucionalidad. Todo está en veremos. Cuando se consigue algo a favor, es institucionalidad. Cuando se dice que no y se hace igual, es pragmatismo.

Mientras tanto, quienes viajan en bondi, tienen que bancarse que calcos que dicen «Este micro es subsidiado por el Gobierno Nacional». Los que viajan en Subte, lo mismo pero en sus pasajes. Los que pagamos la luz, también. Como si estuvieramos en Moscú en 1970, tenemos que bancarnos que un Estado corrupto, antidemocrático, ineficiente y aniquilador del crecimiento sostenido del pueblo, integrado por funcionarios de quinta, incapaces de administrar un almacen en Villaguay, terroristas de la tranquilidad psicológica del laburante, herejes de la religión constitucional, venga a echarnos en cara lo pobres que somos y lo mal que nos iría sin su ayuda.

Y todavía tengo que fumarme que me traten de clasemediero golpista. Si en este país existiera institucionalidad, este Gobierno sería historia. No es una manifestación golpista, es un pedido urgente de justicia. No nos quejemos de lo que no aplicamos nosotros también. Les recomiendo que le peguen una leída al artículo 33 de la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano.

Jueves. Post a las apuradas.