Jugando con el Señor Televisor
Como atender los asuntos de Gobierno es un embole y, además, le contaron que genera constipación, Cristina se puso a boludear con el control remoto. El problema no es el crecimiento de los precios, ni la falta de garrafas de gas, ni la inseguridad, ni como se les cagaron de risa por el show que ellos solitos armaron por Papel Prensa. 

Hace un tiempo, Néstor se preocupó por la infelicidad de la gente y, lejos de pensar en factores económicos, supuso que era por una falta de cultura, así que les puso el Canal Encuentro, para que vean la historia argentina contada por Felipe Pigna y un ciclo de entrevistas botánicas, en las que el vegetal Filmus reporteaba a distintos presidentes de Latinoamérica. Más adelante, se quedaron atónitos por la gente que andaba amargada y, como la inseguridad es tan solo una sensación, dieron por sentado que se debía a la falta de un canal infantil pago por el Estado. Así es como lo que comenzó siendo un programa infantil en Encuentro, termina convirtiéndose en un canal propio. Su nombre es bien sutil: PKPK.
De 0 a 5 minutos con la Presidente, perdés por goleada en tu debut como Campeón del Mundo. Más de 5, te crece un enano de jardín en el recto.

Con el paso de los meses, entró la preocupación por la difusión de las noticias y TN pasó de ser aliado a ser Todo Negativo. Sus periodistas progresistas, pasaron a ser empleados del mes de Magnetto y, netamente, fachos golpistas. Como C5N no alcanzaba, nació CN23, bajo la dirección de Szpolski. Pero nada cambió. Así fue que creyeron que la verdad de la milanesa para alegrar a la gente se encontraba en la Ley de Medios de Radiodifusión. Las propagandas de dibujitos animados en las que se mostraban a los coyas extrañados porque les mostraban un grupo cantando en inglés, fueron la muestra de qué entendía el Gobierno por felicidad. No se trata de conservar la cultura local, sino de ocultarles las bondades de lo que se puede conseguir en otras ciudades, no vaya a ser cosa que se pregunten por qué ellos no.
Pero el Gobierno seguía sin levantar la imagen. Entonces se pusieron en valientes y salieron a defender los derechos de los putos de mierda, esos a los que bardearon y menospreciaron desde siempre. Pero pasó algo raro: Muchos festejaron la Ley de Matrimonio Igualitario, pero siguen puteando al Gobierno.
“La gente reclama más justicia” dijo un boludo y muchos boludos se convencieron de que así era y que lo mejor sería encargar a otros boludos que hicieran prensa sobre esta boludez. Así fue como muchos boludos se sumaron a artistas boludos, agrupaciones boludas y periodistas boludos a festejar la nueva cruzada boluda. No resultó. Papel prensa le importa a la gente menos que la incógnita de qué será de la vida de Carlos Fernández.

Missing Kirchnerist solicita cualquier información sobre el paradero del sujeto de la foto. Dicen que fue Ministro de Economía. 
Fue entonces que apareció uno más boludo que la media –un boludo superdotado- a quien se le ocurrió que era buena idea que la Presidente –cuya imagen anda por el piso- interactuara con la comunidad, abiertamente y en Twitter. La cuenta fue verificada como cuenta oficial y desde entonces, no paran de bloquear gente. Otro montón de oligofrénicos –quedaron fuera de la Licenciatura en Pelotudez Oficialista- salieron corriendo a abrirse un Twitter. Si, una cuenta de Twitter, la misma red social que hasta hace una semana era una herramienta de oligarcas.
Finalmente, luego de mucho darle vueltas al asunto, Cristina descubrió el problema de la infelicidad de la sociedad. No encuentran al Club de la Buena Onda. No se trata de que estén cerrando frigoríficos, no pasa por la sensación de que la inseguridad nos está cogiendo. El pueblo no es feliz porque no encuentra Canal 7. Problema resuelto, ahora estará entre Canal 13 y Telefé. De este modo, el 11 lo movemos al 10, el 13 al 12, el 7 al 11, el 23 al 8, el 26 al 7, el 2 al 9 y el 9 al 13. Todo para que, aquellos que no les gusta ver el totó de Jessica Cirio, con un simple botón puedan ver la cara de Barone.
Como esto no es suficiente y en Argentina no pasa nada, también reordenaran la grilla de los canales infantiles y la de los deportivos. Desde este humilde espacio sugerimos que, ya que están tan al pedo, si quieren que 678 sea visto por alguien, colóquenlo entre los pornos, así hay una vía de escape rápida para cuando estamos mirando a escondidas.

Miércoles. Silencio, Cris está mirando Utilísima.

Tweet