Legalización
Es hora de que empezemos a blanquear determinadas situaciones. Si queremos vivir en un marco de legalidad, deberíamos exigir que el Congreso sanciones determinadas leyes que nos permitan sentirnos forreados, pero dentro de la Ley.

El que nos ganó de mano es Pino Solanas, que viene a pedir que en el Consejo de la Magistratura haya personas que no sean abogados porque las leyes no bajan del cielo. El planteo de Pino tiene su lógica. Si las leyes son sancionadas por tipos que de leyes no entienden un carajo, interpretadas por Jueces que pareciera que nunca desempolvaron un manual de Llambías o Alterini, está bien que don Solanas interprete que llegó la hora en que directamente hagamos lo que se nos cante el orto. Proximamente podríamos cerrar la Facultad de Derecho, total, ya podemos reconocer que en los últimos 60 años, no sirvió para nada. Vamos evolucionando. Hace unos años, se discutía sobre si un legislador tenía que tener algún título relacionado con las leyes, hoy directamente se debate sobre para qué mierda sirve una ley.

Una alternativa al progresismo traicionado por el Kirchnerismo. Chávez es más honesto y socialista al lado de Pino.
Otra cosa que podrían blanquear es que los impuestos no vuelven a la gente. No a los que los pagan. Deberíamos impulsar alguna reforma que tan sólo haga mención a que la Educación, la Seguridad y la Salud correrá por nuestras cuentas y que el Estado no hará nada por salvarnos de una gripe chota ni por cuidarnos de un amigo de lo ajeno. Ni que hablar de educarnos.

Propongo abiertamente que se trate en el Congreso una Ley que reconozca que al Gobierno le chupa un huevo la situación habitacional del país. Creo que sería mucho más práctico que nos libren a la buena de Dios de una vez por todas a que cada inquilino tenga que explicarle al locador que no tiene por qué pagar impuestos de propiedad ni mucho menos dejar dos meses de adelanto. Aparte, serviría para desahogar a esa gran masa de gente que siente que la estafan al cobrarle 1700 pesos de alquiler por un monoambiente en Abasto. Supongo que con una buena frase, tipo «Hacete un Quincho en el Patio de tu Viejo» en lugar de seguir anunciando planes crediticios impagables, sería bastante más piola.

Sugiero, humildemente, que se pase por la cortadora de papel todos los Códigos de procedimiento y que se convalide el viva la pepa judicial en el que los Jueces ya no se diferencian por sus criterios de resolución, sino por hacer lo que le parezca más práctico cagándose en las garantías procesales. También vería con agrado que crearan un fuero de zoonosis teatral, para tratar todas las demandas de los gatos que invaden los tribunales, como si la Justicia no tuviera nada mejor que hacer que resolver sobre si la Niña Loli vende el culo o no, como así también considero que sería genial que se declare a la Carta Documento como el mecanismo más ridículo para amenazar, pero democrático al fin, ya que cualquier boludo sin saber ni escribir puede mandar una.

Estaría más que interesante que se prendieran fuego en una gran hoguera en medio de la Plaza Lavalle todos los tratados y la integridad de la legislación en matería electoral, más un programa sistemático de tachado total de los artículos de la Consitución que hablen al respecto, total, es obvio que no se usa hace décadas. No está tan mal la idea, de paso nos ahorramos estas discusiones ridículas sobre si Néstor puede ser Diputado por una Provincia en la que no nació y ni siquiera vivió desde 1978.


Menor de edad fumandose el Código Penal en faso. Al fín le encontraron alguna utilidad.

Debería buscar algún modo de declarar a la Renta Financiera como Negocio de la Nación, así no nos sentimos tan mal cuando vemos que Ricardo Fort factura unos 40 palos verdes al año por tan solo dejar la guita en el banco y de paso el Gobierno ya deja de inventar estandartes tan ridículos como «El Sueño de la Choza Propia» o créditos para la compra de Televisores en el año del mundial como medida redistribucionista, cuando es un manotazo de ahogado ante las encuestas que dicen que el 42% jamás votaría a Néstor Kirchner y que en caso de Ballotage, hasta Ricardo Alfonsín tiene chances de ganarle (repito, Ricardo Alfonsín tiene chances de ganarle).

Una buena idea sería también equiparar a los uniformados de la Policía Federal Argentina con los antiguos buzones del Correo: tan solo parte del mobiliario decorativo de las esquinas porteñas, en vías de extinción por inutilidad pero con el buzón todavía dispuesto a recibir algún que otro sobre que no corresponde.

También debería haber una Ley que reprima a los profesionales de la estética que dejan un contraste como el de la foto entre una cara satinada y un cuello de cartón corrugado.
Y al final de un listado mucho más largo, como último acto de heroismo y entrega por la patria, el Congreso en su conjunto debería reconocer que nunca han votado una ley por convicción sino por obediencia debida, oportunismo o revanchismo, para luego repartirse lo que queda del presupuesto en acuerdo con el Poder Ejecutivo, y finalmente determinar el cierre, clausura y remodelación definitiva para convertirlo en lo único productivo que ha sabido ser en los últimos años. Salon funerario y Hotel Alojamiento.
Martes. Si no van a Legalizar, al menos que despenalicen la tenencia de Ciudadanía Argentina.