Malvinas
Intento digerir el planteo diplomático del Gobierno Argentino al Británico en torno al petróleo en Malvinas. Lamentablemente, no tengo vueltas que darle. Estoy de acuerdo con la protesta. No así con algunos detalles que giran al rededor. Para protestar hay que tener con qué. Para plantarse de manos al Tyson de los `90 hay que ser tan groso como él, o saber cosas que él no sabe o al menos pegarle un tiro en una rodilla.

Nosotros no tenemos unas Fuerzas Armadas que se encuentre en condiciones de repeler un ataque de porongos uruguayos. Y no es que falte voluntad ni capacidad. Faltan números, guita, maquinaria y armamento. Sin contar el estado anímico de las fuerzas luego de décadas de desguace sistemático y falta de respeto en continuado.

Supongo yo que es lindo decirles a los británicos que no pasarán. Debe ser interesante estar dispuesto a cualquier cosa con tal de defender y recuperar un pedazo de tierra, feo, frío, incómodo, pero nuestro. Y lamentablemente, no encuentro magia en este esbozo de autodeterminación. No hay forma de que se me mueva un pelo.

Al principio de la escalada diplomática empecé a frecuentar nuevamente los blogs de los autodenominados Peronautas, que limitan su militancia a decir «le pertenezco» a cada pelotudez que se le ocurre a la mandataria. No solo me encontré con una desperonización de la decoración bloggeril, sino que tampoco había ni una sola referencia que diga «a defenderlas». Es que es así. La patria es el pueblo, la tierra es de todos, pero que la defiendan otros.

Sin embargo, supongo que debe haber un plan de ataque soberbio. D`Elía tiene experiencia en el tema. Él con su batallón de valientes y temerarios soldados del Escuadrón de González Catán puede ir a recuperar Puerto Argentino tal como recuperó la Plaza del Pueblo en 2008. Es sencillo, se aprieta a cuanto Kelper se cruce, y el que no cede a las trompadas, se le ofrece un plan en la cooperativa petrolera a crear.


Secretos Diplomáticos. Vínculos de D’Elía con fundamentalistas islámicos asegurarían una alta dosis de ataques suicidas. La alegría no es tal. Descartan que sean de la Federación Tierra y Vivienda.

En operativo tenaza llegan los del Batallón «Cadenas y Chori, un Solo Corazón» perteneciente al Ejército de los Barrabravas Unidos, siempre y cuando se les garantice el pasaje a Sudáfrica, las putas y la falopa para la estadía y que la guerra se podría suspender por el Mundial.

En el cuartel del Regimiento La Guardia Imperial, el estado mayor conjunto de las fuerzas futboleras debaten por la comida a aportar al ejército y por si resulta conveniente o no ir de faso al frente.

En tanto que los muchachos de Quebracho, tipos corajudos y con mucha determinación en cuanto a lo justo y la defensa de lo nacional, generarían un ataque comando, pintando en los buques de la armada británica leyendas en aerosol. Aseguran que frases del tipo «No Pasaran», «Libertad a los Presos Políticos de la quema de neumáticos en Paseo Colón» y «Puto el que lee» generaría pánico entre las filas enemigas, haciéndoles creer que se enfrentan a alienados capaces de hacer cualquier locura. La única contra de este plan es que ante el sonido de una bala de verdad, cientos de militantes entrarían en pánico y empezarían a llamar a sus madres.

Muchachos de Quebracho realizando maniobras de prueba en huídas de la policía. ¡Hasta el próximo raje siempre!

Pero todo este plan no podría funcionar sin un ataque psicológico. Afiches mostrándolo al Néstor con la cicatriz en la carótida, videos de Aníbal Fernández jugando al truco en la playa mientas afirma que vamos ganando, lluvia de ejemplares de Página/12 y El Argentino y una intervención en las transmisiones que harán que todos los canales de televisión transmitan sólamente 6, 7, 8, pero obviando las intervenciones de Orlando Barone para no incurrir en crímenes de guerra.

En los mandos armados pidieron concentración para las tácticas de ataque. Ahora hay que pegarle a los móviles de ellos, no a los nuestros.
Y si todo esto falla, un buen golpe maestro: Tanquetas con altoparlantes reproduciendo discursos de Cristina en continuado las 24 horas del día y de la noche también, anunciando el llamado a licitación para la construcción de un cordón en una esquina de Grand Bourg, el inicio de una línea de producción de triciclos nacionales y populares y contando lo que sufrió cuando se alistó para la Guerra de las Malvinas I y su desembarco con los Lagartos, para luego infiltrarse en las líneas enemigas y terminar rescatando a nado a todos los sobrevivientes del General Belgrano, a pesar que los medios golpistas y desestabilizadores se empeñen en destruir, difamar y manchar la reputación de los honestos.

Domingo. Caraduras hay en todas partes. Nosotros tenemos a Vilma Picapiedras en el poder.