Oficialista
Me he dado cuenta que estuve equivocado los últimos 6 años respecto de las políticas de gobierno del kirchnerismo. Las cosas no solo no estaban tan mal, sino que estaban geniales. Aún lo están, y lo estarán el año que viene. La Geisha de Casa del Terror que tenemos por mandataria envió el presupuesto para el año 2010 previendo un crecimiento del 3% en el Producto Bruto Interno. Malditos cipayos que hablan de reseción y desempleo en asenso. Durante los últimos meses me tuvieron cooptado pensando que tenían razón, pero todo era un plan de desprestigo que yo compré.

Kraft despidiendo trabajadores y C&A yéndose del país formaron vilmente parte del complot también, al igual que las grandes fábricas del Gran Rosario, que han pagado a 500 extras para que hagan de desocupados protestones en las aceras de la ciudad socialista. Todas las Estaciones de Servicio que dicen haber cerrado, también es una campaña en contra. No cerraron, cambiaron de rubro. Son tantos los autos que se venden que se necesitan playones de estacionamiento.

Montajes con efectos especieles y todo. Malditos vendepatrias.
Para el año que viene también se pronostica una inflación del 7%, casi la misma que para el año en curso. Y les creo, todo lo que digan en contra son solo manifestaciones de tarados que no entienden nada. Los supermercados que remarcan son operados por la fuerzas extranjeras, como Jumbo, que tiene capitales chilenos. Seguro que la celosa y resentida de Bachelet está atrás de esto. La ropa no está cara, es el exceso de demanda. Supongo que si hacen un estudio como la gente veran que el pueblo ya no lava la ropa, sino que la usa y la tira gracias al fuerte crecimiento del consumo interno, que para el año que viene el Gobierno Nacional y Popular pronostica en un 4% más. Acá se quejan de llenos.

El progreso nos llega a todos.
A mí me importa poco y nada el impuestazo a los productos teconológicos importados ni mucho menos cómo pegará si le sumamos el IVA y un dólar a 4,20, tal como prevé el Ejecutivo para el año que vien. Yo ya tengo mi compu, mi celu con camarita y un iPod. Y no me vengan con chicanas de que la Ley de Medios habla del acceso a las Tecnologías de la Información de los más rezagados de las clases sociales, que primero tendrían que ir a todas las escuelas que les construyó el Gobierno. Si no les da para los libros ni para comer en sus casas, que se caguen. Más de lo que se hace no se puede hacer. Esta gente en cualquier momento le pide al Gobierno que también entregue gratis los manuales en los colegios, como en la época del Gorila de Perón.

Computación Argentina modelo 2010. Nos quejamos de jodidos que somos, nada más.
Son así, les das la mano y te piden el codo. Pero peor es la Clase Media que no sabe disfrutar de las bondades del crecimiento sostenido espiralado vertical, de movimiento escalonado y con base de matriz diversificada. Se quejan de los pobres cuando a nosotros nos importa y mucho. Alicia Kirchner hasta les entrega cinco chapas y un reproductor de DVD cada dos años y Cristina va a sacarse fotos con ellos. Casualmente para las mismas fechas, pero las agendas no dan abasto. Sin embargo acá son todos codiciosos.

Tal es el caso de los habitantes del Paraje Santa Marta, Provincia de Misiones. El Gobierno invierte 600 millones para que tengan futbol gratis y ustedes se quejan de que un tornado los dejó sin techo y que la ayuda del Gobierno Nacional se limitó a ver el pelito atado del Koala Maquillado Presidencial. No se la agarren con el Gobierno, viejo. Enójense con los sojeros oligarcas terratenientes que talan indiscriminadamente los montes. El Estado no puede hacer más nada, las leyes cuesta mucho aplicarlas en el país profundo y con las retenciones a la soja no alcanza para financiar un relevamiento de desmonte controlado. Si tienen mucho drama, crucen el monolito y vayan a quejarse a Brasil, donde el traidor vendido al capitalismo de Lula les mandó toda la ayuda necesaria esa misma noche, pero no fue a sacarse fotos. No saben capitalizar una tragedia previsible.

Estos Misioneros son terribles. Con mucho menos de lo que se ve en la foto, en el conurbano te armamos un asentamiento para 350 familias de futuros votantes.

Oratoria de Estadista:

Yo le contaba también al Gobernador que este balcón que está acá es por el que habló Perón la última vez, el 12 de junio del 1974, poco antes de morir, cuando dio su ultimo mensaje. Y creo que es también un lugar simbólico de los argentinos, porque aquí tenemos lo que constituye una de las características de nuestro país, es la capacidad y capacitación de nuestros recursos humanos.

Divina, como siempre. El Gobernador debe ser del Estado de Masachusset, porque hasta Karina Jelinek sabe que por ese balcón hablan los Presidentes. Y si alguna vez existió alguién que se llame Perón y llegó a Presidente, seguro que también desde ahí.

Como buen oficialista, no tengo la más puta idea de qué puede haber dicho Perón aquel 12 de junio de 1974, más allá de lo que leí en las negritas del suplemento de José Pablo Feimann en Página/12, así que me puse a buscar por internet y lo leí. Muy aburrido. Que agradecía el apoyo, que iba a luchar contra cualquier enemigo, que llevaba en sus oídos la más maravillosa música que es la palabra del pueblo argentino, bla, bla, bla. El que realmente me llamó la atención fue el anterior, el del 1° de Mayo de 1974.

(…)A través de estos veintiún años, las organizaciones sindicales se han mantenido inconmovibles, y hoy resulta que algunos imberbes pretenden tener más mérito que los que durante veinte años lucharon. (…) Nuestra lucha será también para la liberación, no solamente del colonialismo que viene azotando a la República a través de tantos años, sino también de estos infiltrados que trabajan de adentro, y que traidoramente son más peligrosos que los que trabajan desde afuera, sin contar que la mayoría de ellos son mercenarios al servicio del dinero extranjero.

Viejo de mierda, criticando a los jóvenes idealistas que daban la vida por él. La de Rucci, por ejemplo. Menos mal que Cristina y Néstor están entre nosotros para reformular algunos conceptos.
No los quería Perón, no los quería el pueblo al que decían representar, no los querían ni en la Plaza. Antes de venir a hablar de unidad nacional, antes de hablar de lucha de clases y, por sobre todas las cosas, antes de hablar de Perón, váyanse a lavar el orto. Por eso son el mejor Gobierno de los últimos 200 años, porque nunca en la vida hubo tanta gente que fuera tan inerte ante las aberraciones que cometen a diario.

Miércoles. No hay peor apología que la de la ignorancia de verdades documentadas.