Prioridades

Ferrocarril Belgrano Norte, último tren a Retiro. Al llegar a Don Torcuato, me levanto de mi asiento y me dirijo al furgón para fumar un pucho. Obviamente, se me acercó un flaco a manguearme uno. Más alto que yo, flaquísimo, con un canguro con la capucha puesta, totalmente roñoso. Al “Eh, amigo, me convida´un cigarro” respondo cuasi automáticamente, medio a las puteadas por lo que vale un atado de cigarrillos últimamente, medio con cortesía por la costumbre. Rato después, entablamos charla. Christian tiene 17 años, largó la escuela a los 9, volvió a los 10 y colgó los libros definitivamente a los 11. Decir que vive en Villa de Mayo es ser muy amplio. Allí vive su madre con sus otros tres hijos, más chicos que él. El padre falleció.

Ante mi curiosidad por saber dónde vive entonces, me cuenta que va a su casa solamente cuando la madre tiene para preparar algún guiso. Siente que le roba la comida a sus hermanos. Por decantación, duerme en la yeca. La ropa se la cambia cuando se da, y la diferencia entre el frío y el calor es el canguro que lleva puesto o andar en cuero.

Es un empleado tercerizado del rubro vendedores ambulantes. Le dan lo que hay para vender, lo liquida, y se lleva tan solo el 30. Los números al menos los tiene claros.

Obviamente, mi pregunta obvia fue por la asignación universal por hijo que debería de percibir su madre. No la percibe. Está en blanco, cobra el mínimo vital y movil. Garpa una pieza de 500 mangos al mes, el resto se le va en morfi y viáticos.

En Aristóbulo del Valle nos dimos la mano y bajó del tren.

Al llegar a Retiro veo un borrego que no despegaba más de metro y medio del piso. El olor se le sentía a 10 metros. Con un encendedor prendía un cañito, echaba humo, volvía a prenderlo, echaba humo. Se me acerca y me manguea un pucho. Ya estoy reconsiderando la idea de fumar en la calle. En vez de darle le comento que ya lo vi fumando. Me dice que era “base”. Quise saber su edad. Doce años. Doce años y dándole a la pasta. Pero ya en un rato me voy a dormir, Don. ¿No me da dos pesos para comprar un sanguche? Mientras lo meditaba, salta el tipo del puesto de panchos –panzón, morocho, no más de 35 años- y me dice que él se los regala, que no le de nada porque se los gasta en falopa. ¡Eh, bigote! Le grita el pibe –niño, chico, nene- mientras se va a las puteadas.

El 132 tardaba más de la cuenta. El panchero andaba con ganas de charlar. Y yo pa´l cachetazo. Como este hay 50 acá. La mierda es ver como van esfumándose con los meses. Y no creas que es porque les va mejor. Nunca más se los ve. A veces alguno reaparece, pero son esqueletos de lo que eran. Babeando, caminando descalzos y con la ropa hecha mierda.

Un cana se acerca y se suma a la charla mientras pide una Coca. Sabés que pasa, flaco? Los levantamos, lo llevamos a la taquería y entre la Consejera de la Niñez del Gobierno, el Juez de Menores y algún otro boludo del medio, dicen directamente que los larguemos. Ya ni siquiera que se los demos a los padres o al menos los mandemos al (Instituto) Roca.

En el bondi a casa, iba pensando en cuántos refugios para la niñez y casas escuelas se podrían habilitar con los 600 millones de dólares del fobal pa´ todos, los miles de millones de dólares que ya se fumó aerolíneas, la subvensión a un vehículo de la General Motors, por nombrar solamente lo que hay en blanco. Digo, de pronto, me parece.

Existe la posibilidad de que desvaríe en lo que pienso, pero cuando veo al Jefe de Gabinete y un Ministro de Economía opinan sobre una tentativa de robo, a sindicalistas experimentando soluciones a problemas macroeconómicos, a un piquetero entrometiéndose en cuestiones en la política exterior de otros países y a una Presidente opinando de nutrición, sexualidad y afrodisíacos, no veo porque no se me puede ocurrir ponerme a sacar cuentas.

Si total, acá todos hacen lo que se les canta el orto.

 

Boletín Oficial:

Ante las adversas condiciones de salud del Vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires y habiendo transcurrido tan poco tiempo desde la operación de urgencia del ex Presidente Néstor Kirchner, se declaran a las arterias cerebrales entes no gratos. Ordénese la creación de una Comisión Investigadora a fin de recabar información respecto de su participación en operaciones desestabilizadoras y sus vínculos con miembros de la oposición.

Habiéndose tomado conocimiento de la reciente nominación del magazine 6,7,8 perteneciente a la grilla de la Televisión Pública, declárese a la entrega de los Premios Martín Fierro de interés cultural nacional. En caso de ganar, establézcase el Día de la Verdad Verdadera de la Realidad Real Argentina.

Atento al viaje diplomático emprendido por la Presidente de la Nación, clausúrese preventivamente el despacho presidencial, electrifíquese el enrejado perimetral de la Casa Rosada y dispóngase francotiradores apostados en lugares estratégicos con la orden de disparar a cualquier sujeto que diga ser el Presidente a Cargo.

Autorícense los subsidios para la refacción de las instalaciones hogareñas de Luis Ventura, Cacho Rubio y demás integrantes de APTRA.

Viernes al fin.