Quien Tiene la Culpa
Un Floppy distendido y sin reloj celebra el acuerdo
como «un triunfo en la lucha de clases, en la cual está
claro que ganamos por paliza»
 
Un día el Gobierno entendió que alguien tiene la culpa del desprestigio al que se ven vilmente sometidos por gran parte de la población. Randazzo sostuvo que el problema eran esos indios inconformistas, presuntamente financiados por la CIA, que andaban de acampe en la 9 de Julio. Los hizo juntar orina cuatro meses hasta que le armaron una reunión que no fue del todo productiva. Cada vez que le pedía un café al que estaba a la izquierda le tenían que recordar que era el cacique de la comunidad. 
Les prometió que iba a pensar la mejor forma de solucionar el conflicto y cumplió con una oferta que los Qom no pudieron rechazar. Así es que los muchachos de la rama Violentos Pacifistas de La Cámpora fueron a pedir a los formoseños que se retiren sin hacer quilombo y, a cambio, conservarían las pocas piezas dentales que tienen.
Hay que coincidir en que los Qom están en otra. Ellos se piensan que pueden reclamar que les devuelvan dos mil hectáreas que les expropió el compañerazo Insfran y encima pedir que les den una conexión de agua potable. Totalmente desubicados, no comprendieron que los servicios sanitarios de primera necesidad sólo les son entregados a los marginales, los indocumentados y los que llenan los actos del oficialismo, que el respeto por los derechos de los pueblos originarios es  para los que no rompen las pelotas y se dedican a vender sus artesanías en la terminal de micros de Neuquén o de Purmamarca y que, si existe una escala evolutiva de quienes son pasibles de acceder a una vivienda, el argentino nativo y sometido a derecho todavía camina en cuatro patas. 
Encima la hicieron mal. Eso de acampar en el bulevar de la 9 de Julio sin intenciones de quedarse a vivir descoloca al funcionario más avispado. No se puede negociar con quien no quiere la escritura de la avenida y ni siquiera se interesa en un billetín para irse. En esta banco al Gobierno Nacional. Es complicado entenderse con bárbaros que defienden sus legítimos intereses. Hay que actuar y hacerlo rápido. En este sentido, Randazzo les pidió que levanten el campamento el lunes, pero para darles una mano, les mandó la Gendarmería el viernes.

Los tobas no entendían nada. Viviendo en la frontera, hace décadas que no ven un gendarme ni en figuritas. Con el apoyo de los muchachos de La Cámpora, fueron subidos a los micros y los despacharon hacia Formosa sin siquiera algo para morfar, ni un sánguche de mila, un chori que haya sobrado del acto de Filmus, nada. Como para que vayan ambientándose nuevamente a la vida en el Noreste de la patria. 

Mientras tanto, los cerebros vírgenes de la militancia kirchnerista no tuvieron mayores problemas respecto a esta nueva y patriótica medida en defensa del conservadurismo feudal y pasaron a otro tema. Ahora celebran el triunfazo de Gioja frente a Gioja en la consulta popular para habilitar una segunda reelección del actual Gobernador. A este acto de perpetuación en el poder, Cristina lo calificó de «fiesta democrática» y no es para menos, si hasta los muertos votaron y la policía provincial se ofreció voluntariamente al traslado y custodia de las urnas.  
Entre tanta algarabía cívica, las usinas del librepensamiento Nac&Pop ya van preparando el terreno para el año electoral y su impacto en los medios. Al Nunca Menos en el entretiempo de cada partido de la AFA y el anuncio del recambio de dos lamparitas en la plaza central de Grand Bourg mientras Marcelo Araujo se confunde a Almeyda con Abelairas, se sumaría una política de desarme hacia el enemigo encarnado en la figura de Marcelo Tinelli. 
Tomasito Funcionario 2011. La incapacidad intelectual
y la fragilidad emocional patológica, lo convierten en un
gran cuadro para el kirchnerismo.
La idea es sencilla y consiste en que cada canal deje de basar su programación en la resaca que deja Showmatch, ante la previsible posibilidad de que el creativo de Bolívar repita una vez más las parodias políticas habituales en cada período de elecciones. Uno es consciente que estamos en manos de analfabetos en cualquier área y que si Amado Boudou es ministro de Economía, el hijo de Guido Süller tranquilamente podría ser Jefe de Gabinete, pero nadie se pone las pilas con nada. 
A esta altura del siglo XXI me resulta inconcebible que no exista en la Secretaría de Medios algún profesional idóneo que les avise que la gente ve lo que se le canta ver. Si fuera tan fácil convencer al otro sólo con lo que se dice, Luis Zamora no habría tenido que salir a vender libros, Carrió sería emperatriz, Néstor estaría a punto de ser canonizado y la rubia del secundario habría entendido que nadie la iba a hacer tan feliz como uno.  
Así y todo, saludo con alegría que nos bajen las dosis de paco televisivo que nos infringe Marcelo Hugo en simultáneo por los cinco canales de aire y tres de cable. No vaya a ser cosa que nos distraigamos de lo que realmente importa, como el Plan Milanesas para Todos, la mejora en la seguridad de los ciudadanos gracias al cambio de nombre de la escuela de cadetes, el Festival Paka-Paka y el kilo de papas a un pesito en el Mercado Central.
Lunes. Si el Gobierno quiere destinellizar la tele, que largue ya un canal porno gratuito y digital que suplante la ingesta compulsiva de culos en el horario de la cena.