Todo Pasa
Así como en todas partes del mundo, la política es una rueda en la cual los representantes van rotando del apogeo al descenso directo y de allí a la cima nuevamente. Nuestro país no es la excepción. Sin embargo, dada nuestra facilidad para el olvido, los ascensos y descensos políticos se ofician en mayor medida gracias a las falencias de quienes están arriba, que a las virtudes de quienes están abajo.
Ya no hay hambre de poder, sino miedo de quedar fuera del curro. No existe más el «nada por perder», dado que fue reemplazado por un ameno «podés perder hasta la virginidad en un pabellón», término mucho más acorde a las técnicas utilizadas para disuadir a posibles opositores de palabras medidas y arcas repletas. Asimismo, en ambos sectores predomina la grondoniana frase «todo pasa». 
Hace un par de días, Artemio escrachó a Aníbal Ibarra al recordar que, en pleno auge de la crisis del campo, el ex Jefe de Gobierno había tomado distancia de los Kirchner. Por aquellos días, Aníbal sostenía que el Gobierno Nacional necesitaba caja y había disfrazado las retenciones de «medida redistributiva» y que a finales de su gestión, Néstor se había cerrado políticamente. Obviamente, la chicana que busca desprestigiar a Ibarra -como si hiciera falta- apunta a la falta de memoria de la gente. Por si fuera poco, anteriormente, Artemio trajo a colación «el lastre de los 194 muertos» que arrastraba ibarra para la adhesión al Frente para la Victoria. 
Lamentablemente, Artemio no hizo referencia estos últimos días al sable corvo de Cristina posándose sobre Filmus y Tomada, esquivando a Boudou -para quien laburó el consultor en estos tiempos- como tampoco dijo nada de lo que había manifestado un par jornadas atrás, cuando recordó que el Senador se hizo el dolobu con la candidatura testimonial de 2009, porque tenía una banca en el Congreso y que, en cambio, ahora sí quiere presentarse aunque su banca todavía está vigente por un par de años más. 
Y es que todo pasa. A veces mucho más vertiginosamente de lo que uno desea, pero pasa. 
El oficialismo nacional ya no recuerda a Gvirtz como mercenario del Grupo Clarín al frente de los informes de TVR desprestigiando al Gobierno Nacional. Mucho menos tienen en su disco rígido a los militantes del campo Nac&Pop fustigando Schultz y Wainraich por ser funcionales de la corpo mediática. Si no se acuerda el ex Mañanas Informales Luciano Gallende ¿Por qué tendrían que tener memoria los demás?
Debe ser éste el principal motivo por el cual la Presi eligió a Filmus por sobre el fiel Tomada o el lamebotas Boudou. Porque a la hora de la supervivencia, es mejor tener poca memoria y medir bien, que basarse en tibiezas y arrugadas pretéritas. Glorioso fue el momento en que la Presi pasó a mencionar los motivos por los cuales eligió a Filmus. Nos dió una cátedra del mecanismo comunicacional reinante desde hace años: disfrazar de épica y fidelidad a un tipo que tiene menos carisma que Mike Amigorena conduciendo los Martín Fierro y tanta fidelidad como Juanita Viale. Pero ese discurso da resultado para los justificadores aglutinados en la enorme esfera cristinista. Si prefieren no hablar del pasado menemista de Filmus y la bendita escuela shopping de la gestión de Grosso, es más que obvio que pueden comprar cualquier cosa a voluntad, y no porque se les oculte la información.
El acto de lanzamiento de Filmus tuvo de todo. Una Presi que tuvo que aclarar que estaba de muy buen ánimo, haciéndonos partícipes del orgullo que sentía por el hermoso acto de civismo que habían llevado adelante Filmus, Boudou y Tomada, en vez de pelearse por la candidatura. Que la Presidente se refiera a la designación a dedo del candidato para la Ciudad como una muestra de madurez política, no es en todo caso lo más grave si lo comparamos con la cagada a pedos supina que disparó contra todos los que no entienden que el objetivo del país es el de la unidad que ella pretende llevar adelante a pesar de los turros que piensan distinto. 
Un momento orgásmico se vivió cuando la muchachada empezó con el cantito de «la gloriosa Juventud Peronista», donde se pudo ver cantando a Juan Manuel Abal Medina, quien teniendo 43 pirulos, sólo fue superado en payasada por una legisladora porteña que no sólo cuenta con 52 primaveras, sino que fue Secretaria de Adoctrinamiento de la Juventud Radical y Presidente del Comité de la Mujer de la UCR. 
Después del acto, Filmus se encontró con los medios periodísticos, a quienes les dijo que «alguien va a tener que explicar por qué no se construyeron 40 kilómetros de subte, porque las escuelas tienen problemas de infraestructura, por qué hay problemas de inseguridad y por qué no se construyeron 40 mil viviendas.» Entusiasmado, el notero de Visión 7 le preguntó si él iba a solucionar todos esos problemas, a lo que Daniel respondió «no, yo sólo estoy remarcando lo que no se hizo» (aclaro que no es joda) para luego sostener que, si él es el elegido, se podría traspasar parte de la Policía Federal y el puerto de Buenos Aires. Más allá de sonar a extorsión, hubiera sido interesante que en el acto también hablaran Nilda Garré y Aníbal Fernández para que pudieran cumplir uno de los deseos de Danielito y explicar por qué la situación de la inseguridad porteña está como está.
En una clara actitud de juego sucio, el ahora oficializado candidato a Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires intenta captar el voto del macrismo -el de Pino sabe que no lo tiene- hablando con la lengua dormida: «todo esto forma pargte del compromiso que se vegá palasmado con la regergelección de Cristina». Desde la agrupación opositora «La Marcelo Bonelli» consideran que se trata de una jugada del ex ministro de Educación para marear a Clarín y piden mantener el estado de alerta permanente ante este tipo de actitudes tendientes a la confusión del electorado.
Desde Santa Fe (datos actualizados a las 6,00 hs con el 99,7% escrutado):
Las primarias para elegir los candidatos que se presentarán en las próximas elecciones a Gobernador demostró, también, que todo pasa. El Chivo Rossi, que hasta no hace mucho tiempo no podía salir a comprar puchos sin terminar convertido en tortilla humana, sacó el 15% de los votos totales válidos. El pichón de Binner, en cambio, le sacó media cabeza con un 16,5% del total. El tercer candidato que entró para las próximas elecciones, es Miguel Torres del Sel, con un 13,5%. Yendo al global, el PJ santafecino sacó un 38,4%, mientras que el Socialismo pegó un 36,7%. El PRO, se quedó con el 13,5 que sacó el Midachi.
Lo más llamativo, también, fue el exitazo de la fiesta cívica: fue a votar el 72% de los electores habilitados, a pesar del caracter obligatorio de la votación. Ante este panorama, teniendo en cuenta que no fue a votar un porcentaje de gente que podría dar vuelta cualquier elección, el que se crea gana
dor para los comicios a Gobernador, tiene un pedo atómico en la cabeza. 
Y quienes quieren proyectar esta elección primaria santafesina como una vidriera de lo que podría llegar a pasar en octubre a nivel nacional, tienen razón. El ausentismo de la gente y el voto indeciso pueden hacer desastres. 
Hay que salir a convencer a la gente de que votar es horrible, pero en nosotros está en que sea distinto. Si le ponemos actitud, hasta podemos pegar onda con alguna minita de la fila femenina mientras esperamos a que el presidente de mesa termine de lastarse un especial de mila. Las troskas son gauchitas, pero si querés ponerla, no te conviene hablar de política. Las radicales son bastante llamativas y se visten muy bien. Sin embargo, aconsejo no entrar en terrenos ideológicos para no tener que recibir una charla adoctrinadora poco libidinosa. Los mejores culos, a mi criterio y con excepciones de otras fuerzas, son los peronistas. Ante la duda existencial de si la muchacha a la que pretendemos festejar es cristinista, ortodoxa o romántica, lo mejor es hablarles de la justicia social sin entrar en terrenos doctrinarios y/o históricos.
Lo que vale es ir a votar, sea por Cristina para aguantarla 4 años más cagándonos a pedos pero con legitimidad, o para que se vaya. Hay que votar porque para eso un montón de cráneos y caudillos se mataron -la mayoría, literalmente- durante 50 años para darnos un sistema democrático y republicano. Hay que votar para que cuando te quejes, puedas decir abiertamente que no los votaste, o que la votaste y te cagó, pero nunca jamás que no hiciste nada para merecer esto.


Dedicado a la primer persona que me habló de Perón en mi vida y que en el día de ayer pasó a una mejor existencia de la que le tocó transitar en este mundo. Sé que, en donde estás, seguro tenés acceso a internet. Para vos todo mi cariño y el mejor de los recuerdos desde esta tristeza que duele menos cuando pienso en mi infancia.
Lunes. A votar que no se acaba el mundo. Me fui a Paraná, pero nos leemos igual.