Cosechando Amigos
La Argentina siempre se ha caracterizado por su neutralidad en conflictos internacionales, siendo aún mayor su imparcialidad en los conflictos internos de otros países. Salvo escasas excepciones, siempre nos comportamos de este modo. Sin embargo, el Gobierno Nacional y Popular encarnado por el mejor cuadro político de los últimos 200 años, se está encargando de alejarnos de esa imparcialidad para cosechar aliados, aunque con un criterio que choca un poco con cualquier manual de diplomacia y ni que hablar con cualquier tratado de derecho internacional.

Tengamos compasión de Jorgito Taiana. Cristina hasta le echa la culpa de sus llegadas tardes y el no dice nada. Seguro que en la casa también lo tienen lavando los platos y preparando la comida.
Cristina primero expulsó a la embajadora de Honduras en la Argentina, una medida que dificilmente pueda entenderse de algún modo, ya que por una cuestión de definición, el diplomático conocido como embajador lo hace en representación de su país y no de un Gobierno. El Presidente de Facto de Honduras está deprimido y medicado para poder conciliar el sueño. Mientras tanto, como muestra de su enojo, ordenó lo que para Página 12 es una ruptura de relaciones internacionales, y para el resto de los mortales, es simplemente una devolución de favores. Igual los cagamos. Quisieron echarnos un embajador, pero Cristina no había nombrado a ninguno desde 2007. Eso sí, sale a hablar de Honduras como si fueran nuestros aliados históricos. Ni un puto representante teníamos.

Y se la dieron sin número. Pero miren que feliz que estaba. Sin pastillas pero con la mano de Diegote en las cachas. Siempre hay cosas más importantes para hacer antes que laburar.
Lo que sigue es digno de una comedia clase B. Jorge Taiana les dijo a los que quedaron en la embajada cobrando guita de arriba y sin hacer un carajo, que no se vayan. El Gobierno de Honduras la hizo simple, si no tienen credenciales, son inmigrantes ilegales. Los muchachos decidieron tomarlo con adultez y con toda la diplomacia esperable. Al menos de argentinos. Tapiaron las ventanas y se quedan adentro de la casa.

Al mismo tiempo mandamos unas formales protestas a los ingratos de los Iraníes que vienen ahora a aplicar recetas argentas nombrando funcionarios con causas judiciales. En esa fasinación que le agarró a Cristina por querer quedar bien con todos, después de ir al acto por la conmemoración del atentado contra la Mutual Israelí, también se quejó vía cancillería por la designación del nuevo Ministro de Defensa iraní, que está imputado en la causa AMIA. Los iraníes también estan preocupados y confundidos a la vez. Ahora sospechan de si realmente son buenos o no, ya que D´Elía les chupa tanto el culo a ellos como a Cristina.

Cristina le chupa las medias a Chávez, quién a su vez es el principal defensor del Presi Iraní, quien a su vez designó un Ministro imputado en la causa por la voladura de la AMIA en cuyo aniversario, estuvo presente Cris.

Desde Irán se preguntan si Cristina lo hace a propósito o sencillamente es oligrofrénica. Por las dudas, yo voy a tantear qué onda de trabajar desde un bunker subterráneo. Antes que nada hay que estar precavidos. Así como el viernes sostenía que de nuestra crisis saldremos de pedo, también creo que si todavía no nos borraron del mapa es porque no vale la pena la inversión de un solo centavo. No solamente no tenemos problemas en meternos en asuntos internos de otros países, sino que ni siquiera somos precavidos en mirar primero para adentro.

El Presi Iraní que designó un Ministro acusado en la causa por la voladura de la AMIA dejándose mimar por Chávez, quién a su vez se deja adular por Cristina, quien estuvo presente en el aniversario por la voladura de la AMIA y ahora se queja de las políticas iraníes. Creo que estoy mareado y todavía no metí en el medio a Hebe de Bonafini ni a D´Elía.

No tenemos autoridad moral para quejarnos de los iraníes. No mientras tengamos un Jefe de Gabinete que estaba prófugo de la Justicia al momento de ser designado funcionario del Gobierno de Duhalde. Ni que hablar si le damos una Subsecretaría a quien prendió fuego una dependencia del Estado Federal. Mucho menos mientras un sujeto con más denuncias en contra que todos los expresidentes democráticos juntos, vaya a obtener fueros como diputado nacional. Ni muchísimo menos mientras en la Ciudad de Buenos Aires tengamos como Jefe de una nueva policía a alguien implicado en la misma causa que el flamante Ministro iraní.

En la lista de amigos que nos fuimos ganando, tenemos al Reino de España, a quienes dejamos les hicimos el favor de expropiarle una empresa y no pagarles aún; Francia, a quienes les dijimos que les íbamos a pagar la deuda del Club de París y todavía están esperando; y el primer puesto va para los boludos de los norteamericanos, a quienes en sus caras les dimos una lección de economía y nos reímos de esa meca a la que teníamos que aspirar y que se derrumbó como una burbuja.

Pero por suerte, Carta Abierta volvió a emitir un comunicado para aclarar el panorama y darnos sus recetas para mejorar todo. Hay que profundizar las medidas de Gobierno, defender las retenciones y mejorar el ingreso. También afirmaron que si bien la pobreza les atañe, no los escandaliza como a los retrógrados de la Iglesia, que se quejan de los pobres pero no de la concentración de dinero en pocas manos. Me siento mal, gracias a gente como Eduardo Jozami, me siento un verdadero vendepatria por quejarme de los pobres mientras Cristina hace lo que puede con sus millones.

Lunes. Somos cucarachas. Sobrevivimos a cualquier cosa, pero nunca evolucionamos.