Extremistas
Llegamos al punto de evaluar las ideologías por oposición a algo. Estamos como nerviosos, con los tantos alterados. Ya ni siquiera podemos evaluar parcialmente estar a favor de algo que nos transformamos automáticamente en fanáticos por acusación de otros fanáticos. Ahora directamente prejuzgamos de acuerdo a los gustos, vamos tildando a uno u otro por sus preferencias musicales, literarias, o de cualquier cosa que tenga que ver con el arte.

Este fin de semana me trataron de zurdo y comunista. Así cómo lo leen. Justo a mí que de comunista tengo lo mismo que Ronald Reagan. Pero al menos yo tengo una ideología bien definida, asumida y ejercida. Todo se originó porque me opuse a comentarios sarcásticos respecto del estado de salud de Mercedes Sosa por parte de gente que dice ser nacionalista. Ahora que la cantora murió, supongo que no tiene sentido plantarse de un lado o del otro. Sin embargo, me sirvió para ponerme a pensar en este gran problema que tenemos los Argentinos. El fanatismo soberbio. Y en esta entramos, en mayor o menor grado, unos cuantos.

Yo no estoy en contra de tener una ley de medios. Estoy en contra de éste mamarracho, tan autoritario como el de Videla. No estoy en contra de un plan habitacional -y cómo podría estarlo siendo peronista- estoy en contra de regalar las casas a cambio de nada. No estoy en contra de la asistencia social, estoy en contra de la dádiva limosnera. No estoy en contra de los que tienen guita, estoy en contra de los que la tienen mal habida, robada, estafada, negociada. Eso, para el fanático soberbio, me convierte en un tibio.

El fanatismo está copando a la gente y ya no sé bien cómo va a terminar esto. Los pobres son todos negros de mierda que no quieren laburar, los que no laburan es porque no quieren, los policías son todos corruptos pero hay que respetarlos, los milicos son todos santos, los liberales son todos buena gente, los zurdos son todos hijos de puta, los peronistas son todos chorros, los judíos son todos tacaños, los musulmanes son todos terroristas, la Iglesia es intocable, los docentes son todos vagos y los blogger son todos pelotudos.

En oposición a este grupo de fanáticos, están los que sostienen que los pobres existen por nuestra culpa, que los que no laburan es por nuestra culpa, que los policías son todos corruptos y represores, los milicos son todos unos hijos de puta, los liberales son el cáncer del mundo, los de derecha son todos fachos, los peronistas son todos gorilas menos Néstor y Cristina, los judíos tienen privilegios por ser un pueblo castigado, a los musulmanes hay que revindicarlos por ser enemigos del imperio, la Iglesa es toda pedófila, los docentes son todos mártires y los bloggers son todos pelotudos.

Además de que los bloggers son todos pelotudos, si hay algo en lo que coinciden ambos extremos es en su incapacidad absoluta de poder separar lo bueno de lo malo. No hay grises, todo es blanco o negro y para el fanático, todos -menos ellos- tenemos la culpa de que el pobre de al lado exista. Unos porque es nuestra culpa, otros porque no lo mandamos a laburar. Para oponerte a este gobierno tenés que pedir un Golpe de Estado, pero los milicos eran unos hijos de puta. Y yo soy el tibio.

Hace un mes fallecía Mohamed Alí Seineldín, ícono del fanatismo nacionalista católico. Un hombre de judíos odiar y liberales putear. Sin embargo, yo rescaté de él su rol de auténtico héroe de guerra. Un héroe de los que no quedan. Un tipo que estando enemistado con la Junta Militar, salió a defender ese pedazo de tierra que es nuestro. Me trataron de facho, promilicos y procesista. Hoy digo que Mercedes Sosa es una mina que hizo fortuna cantando lemas de izquierda, subversivos y que cobró honorarios del Estado y que sin embargo a mí me gustaba, no se bien por qué. Ahora soy zurdo comunista y estoy a favor del Gobierno. No puedo pretender mucho si a ella misma la hicieron mierda cuando en 2003 dijo que votaba por Macri. Su partida no me pone triste por ella. Me pone triste porque una vez más estoy viendo el odio que hay en este país hacia todo aquel que piense distinto. Tanto desde el Gobierno, como desde la oposición.
SUABA CONVOCA

El Sindicato Unico de Alpedistas Bloggeriles Argentino tiene el agrado de informarles de la celebración de una nueva Asamblea Ordinaria a llevarse a cabo el próximo viernes 16 de octubre del corriente año, desde las 21,00 horas, en el patio de comidas del Abasto, sector Mc Donald´s Kosher. Bajo el lema «Yo también quiero un canal de aire y que me lo pague el pueblo» delinearemos los pasos a seguir en el reclamo por una señal y que nos salga gratarola, como corresponde. Aquellos que quieran sumarse a la cruzada por la patria subsidiada, los esperamos.

Lunes. Gracias Fibertel por devolverme internet cuando el día ya está perdido.