Juro que no es Joda
La verdad que me sentía con bastante buen humor para el post del día de hoy, a pesar de haber madrugado en la mitad de la segunda quincena de enero, de haber recibido la factura de luz, de haberme olvidado de pagar la cuenta del celular, de no encontrar el número de pin de la tarjeta nueva y de haber leído el blog que me recomendó Hegueliano.
Con solo ver las noticias del día de la fecha, la venía remando. Pelotudeces de todos los días, algunas pesaditas, otras más simpáticas. Ver a la Chancha D´Elía y al forro de Esteche en una protesta en la Embajada de Israel me dio mucha risa y pensé en numerosas formas de encararlo. Kirchner cual Capomafia al que le voltearon a la madre en la cara, tratando de ver como convencer a Scioli y Das Neves para que por favor dejen de romper las pelotas con que el país se está yendo al carajo también me generó un par de ideas. Enterarte que justo después de la ley de blanqueo de capitales se fugaron 2500 millones de dólares al Uruguay me hizo destornillar del ataque de risa. Saber que Santiago Montoya es capaz de rematarte la pilcha que llevas puesta si no tenés a tus empleados como corresponde y al mismo tiempo le deba el plus salarial a todos el personal de ARBA que trabajó extra en el verano, sinceramente fue un placer para mi.

Y los israelíes que tratan de entender la actitud de D´Elía, vinieron al lugar equivocado. No tiene explicación, simplemente es un resentido de la vida.

Todo muy lindo hasta que encontré algo que ampliamente me superaba en humor, en cinismo y sarcasmo, a lo que habría que sumarle una cuota increíblemente grosera de falta de respeto a la investidura presidencial autoinfringida por nuestra mandataria. Cristina se reunió con Chavez, firmaron 21 convenios que sólo le sumará a algún empresario afín y nos restará a nosotros, y después empezó el show. Chávez cantando e invitando a Cristina a que haga lo mismo. Ella dijo que lamentaba no saber una sola estrofa de Atahualpa Yupanqui, como si alguien pudiera lamentarse de algo que no conoce. Habló de un nuevo modelo de negocios entre Venezuela y Argentina sin aclarar por qué mierda Carlos Cheppi estaba en Venezuela mientras en Argentina el Gobernador de La Pampa arregla cuestiones agropecuarias con Guillermo Moreno.

Bolívar mirando a Chávez y el Hugo mirándole las tetas a Cristina. El nuevo uniforme de Banfield causó furor.

También nos enteramos que a Chávez le decían Tribilín dentro del Ejército pero no informaron si es por lo negro, por los dientes abiertos, por la cara de pelotudo, por la catarata de cagadas que se manda o porque cuando habla se le mean de risa hasta los sordos. Huguito también dijo que en la Argentina se están empezando a notar los frutos de la gestión de Cristina y sigo pensando si quiso ser sarcástico, fabulador o dijo la cruda y triste verdad.

Comandante Hugo «Tribilín» Chávez. De haberlo sabido antes, nos hubiéramos tomado las cosas con más calma.
Por si no bastara con este espectáculo inimaginable hasta para Mel Brooks, Cristina superó ampliamente las expectativas de verla hacer el mayor papelón de la ignorancia al proponer crear una raza de vacas y hasta dio el nombre Ternero UNASUR o Latinoamericano para el futuro proyecto de la Patria para todos. Ya haciendo un papel triste de payaso travesti jubilado, terminó agradeciendo a Chávez por la mano que nos dio en el salvataje de SanCor, pero se olvidó de tocar el tema de Siderar.

Otro de los looks que lució Cristina en Venezuela. Esta vez, vestida de aceituna desató una avalancha de compras de telas para cortinados.
Todo esto pasó en un par de horas. Después me dicen a mí que tengo sentido del humor. Tanto tiempo jodiendo con el observatorio de medios y no me di cuenta que el enemigo del chiste estaba ahí, a la vista de todos. Con lo que hicieron ayer, nos demostraron que están en guerra con quienes quieren gastarlos, llegando a un extremo del ridículo que nos dificulta el laburo de reirnos de ellos.

Tiene que ser eso, otra no me queda. No me entra en la cabeza que esto no lo haga a propósito y que solamente sea una impresentable ocupando la Presidencia de la Nación. No puede ser que efectúe un esfuerzo tan grotesco para quedar – ella y nosotros – como el culo ante el mundo. Por lo pronto, me dedicaré a disfrutar de este fin de semana y a desear que por favor me den de comer pero no tanto, porque me empacho y después no puedo hacer un post como la gente ya que es más gracioso leer la noticia directamente del diario.

Viernes. La realidad ya es demasiado graciosa como para tomárnosla con seriedad.