Resumen de Viernes
Veo a muchos con ganas de debatir y hacer grandes discusiones doctrinarias sobre bases que no son tales. A nadie le interesa discutir nada. Menos cuando las posturas son tan chistosas que lo único que se ve son acusaciones a los demás de lo que han hecho los propios acusadores. Por eso es que ya nadie se calienta en pedir debates. Si todos se comportan como locas descerebradas, lo más productivo es una lucha en el lodo, agarrándose de las mechas y que en vez de acusarse que se robaron los novios, digan que se robaron los proyectos. Que las acusaciones de quién es más trola se conviertan en quién es más menemista. Eso estaría piola de verdad.

Vale por una foto de Feimann y Barone en el lodo. Creo que les hice precio.
Nadie quiere debates serios, a nadie le importan. Los debates tienen que ser con onda. Orlando Barone enfrentando a Eduardo Feimann por las posiciones frente a Chavez, los dos vestidos en zungas. Ese sería un lindo bardo. Es preferible eso, créanme. Porque escuchar a Kunkel diciendo que «el viejo» le erró feo en sus predicciones de «el año 2000 nos encontrará unidos o dominados» ya que la verdadera fecha se va acercando gracias a los labores de Chávez en Venezuela y Kirchner en Argentina, es como muy fuerte. Casi tanto como escuchar a Sandra Russo hablando de que la culpa de la negativa imagen externa de Venezuela es de Clarín y el Partido Republicano norteamericano.

Vamos en camino, de todos modos. Escuchar a Kirchner tratando de delincuente a Magnetto es algo que ha quebrado con holgura cualquier record anterior. Sin embargo, también dijo cosas muy interesantes en Lobos, donde fue a hablar en un acto supuestamente partidario acompañado por Daniel Twitter Scioli, Florencio Aníbal Randazzo -con ese nombre, debe haber sido un embarazo no deseado- y unos cuantos Intendentes del conurbano. Entre otras cosas dijo que había que Apoyar el Modelo Nacional y Popular. Hasta ahora vienen utilizando el Modelo para apoyarnos al Pueblo entero, pero vamos en camino, es cuestión de mejorar la puntería.

Desde que Scioli tiene Twitter, ya nada es lo que era.
También recordó que no había que volver a los años en que nos pagaban en papelitos de colores, porque la Argentina había sufrido mucho en ese entonces por culpa de la dirigencia sin huevos. En ese entonces él era Presidente de la República Independiente de Santa Cruz y terminó transmitiendo un saludo de la Presidente de los Argentinos, que luego de disertar en la celebración del Día de la Avicultura -posta- partió a Canadá, a criticar los paraísos fiscales y reunirse con la Barrick Gold junto con el Gobernador de la Provincia que más ha contribuido a la incidencia del cianuro en el cáncer de la gente gracias a las mineras a cielo abierto de la compañía del hemisferio norte. Mientras tanto, Gioia alentaba una marcha contra el matrimonio gay, como para completar un poco más el quilombo. Lo mismo que le critican al tibio PRO respecto del uso de la canción de Kevin Johansen, que seguramente descubrió que estaban usando una melodía de él porque le avisaron en SADAIC que tenía 30 pesos para cobrar y no lo podía creer.
Mientras tanto, en el culo del mundo, Agustín Rossi, la stalinista Diana Conti y hasta el mismísimo Néstor Kirchner decían que Cristina tiene que vetar la derogación de los superpoderes al ejecutivo. Todos somos Presidentes.

Cuando le decís idiota, no estás insultando, estás discriminando.
Y estas cosas generan cuestiones más entretenidas. Como el Compañero José Ottavis, que en C5N le dice al hijo de Saúl Ubaldini que ser peronista no es cantar la Marchita, sino reivindicar los 30 mil compañeros desaparecidos de la JP. Justo al hijo de Ubaldini, que su padre fue uno de los que más quilombos le hizo a la Dictadura, mientras que Néstor y Cristina jugaban al Estanciero en Santa Cruz. Ubaldini Junior le respondió con lo básico: La realidad de la calle. Ottavis quedó hablando en el aire. Cómo era lógico, se la agarraron con el otro disertante, el pibe de Ramón Puerta, a quien le recriminaron que las fotos de su padre son ajadas y viejas. El Benjamín Puerta le responde que en las últimas elecciones legislativas, Kirchner perdió, Puerta ganó. En fin, así estamos.
Fuerte polémica por la propuesta del nuevo emblema de la Juventud Kirchnerista. «Si bien, resulta muy representativo, nos parece un poco fuerte», manifestaron fuentes de la agrupación.

Viernes. Tarde, antes o después, la cuenta va a aparecer y está claro que nada es gratis en la vida.