Va Con Onda
Nos quedamos dormidos y el tren ya se nos pasó. La militancia oficialista está más viva que nunca y, cuando pensábamos que ya no quedaban cargos para un militante más, Abal Medina Jr. convoca a los jóvenes a copar todos los niveles de cargos en cualquier ámbito del Estado. Lo hizo en La Plata, donde le armaron un acto para pegarle al intendente Pablo Bruera y de paso cañazo, inflar un poquito al candidato Guido Carlotto.  
Lo curioso del asunto fue la organización en manos de distintos sectores de la militancia, como los Negros de Mierda -antes que me denuncien al INADI, sepan que existe un grupete con ese nombre- la JP Jauretche, la Juventud para la Victoria y La Cámpora, pero sólo el sector platense que todavía responde al Cuervo Larroque, dado que ya existe una porción de la agrupación en esa ciudad que no le da ni la hora al Cuervo.
Menemnauta. (newtaringa.com)
A ver si podemos entender el embrollo: La agrupación supuestamente de Juventud, está comandada a nivel nacional por Larroque, de 34 años. En La Plata, los que están en contra de Larroque son liderados por Peralta, de 40 años. Al cuervo lo consideran tan sólo un empleado del Gobierno Nacional mientras que sostienen que, los que responden a Larroque, son aliados del intendente ultramenemista Alak y que «Néstor no creó La Cámpora para que terminen con ese tipo.» Cabría aclarar que Alak es Ministro de Justicia de la Nación, pero eso sería tan sólo un detalle a no tener en cuenta.
La dispersión de ideas en la militancia oficialista siempre se vio impregnada de desvaríos e inconsistencias ideológicas. No veo por qué debería darse lo contrario si vemos que se la pasan acusando de neoliberales noventistas, aliancistas o duhaldistas a todo aquel que se oponga al gobierno Nac&Pop mientras son conducidos por gente que surgió de esas filas.
Ellos están en otra, dejando en el curriculum vitae tan sólo lo que les conviene. Nos corren por izquierda, por centro, por derecha, por arriba y por abajo, pidiéndonos que justifiquemos nuestros ataques al «modelo,» sin entender que para discutir eso primero tendría que haber un modelo conciso y no esta metódica forma desvestir cien santos para ponerle una bikini a otro y llevarse la diferencia.
Larroque dando un seminario para explicar
que Boudou fue un infiltrado del peronismo
en las filas de Alsogaray.
Muchos de ellos pululan por las redes esgrimiendo excelentes argumentos -refutables con cualquier dato o archivo oficial de este mismo gobierno- otros se definen directamente como «peronistas kirchneristas» y bajo ese manto dogmático, pueden justificar abiertamente que el kirchnerismo es superador al peronismo y que la lucha por el campo popular se da apoyando a un progresistas como Sabatella para la gobernación de la provincia de Buenos Aires y a un neoliberal de la UCeDe como Boudou en la Capital Federal.
Todo está justificado bajo una sola premisa: el humor de la Presidente. De este modo, con Moyano está todo bien y los palos de Cristina fueron mal interpretados. El exhorto de la Justicia de Suiza fue digitado por Hector Magnetto y los afiliados a las obras sociales sindicales que murieron por el negociado de los medicamentos truchos, son desestabilizadores kamikazes que dieron su vida por el desprestigio del líder sindical. Probablemente, cuando Cristina aparezca con una remera que diga «Moyano, chupala», el líder sindical pasará a ser un burócrata financiado por la corpo mediática.
De Julio López no hablan, de Mariano Ferreyra, tampoco y de Luciano Arruga, mucho menos. El desmantelamiento de la mafia de la Federal es un triunfazo del Gobierno. Sin embargo, de los 7 años y 6 meses que permaneció bajo el control de Aníbal Fernández, mejor no opinar. Si a Aníbal le hubieran dado eject en vez de freezarlo el último verano, hoy estarían hablando de su pasado menemista y sus vínculos con el duhaldismo. 
A este sector de la sociedad le encanta hurgar en el pasado de todos menos de los oficialistas, quienes durmieron en una cámara criogénica desde 1976 hasta 2003. Asimismo, poseen una memoria declarativa muy rudimentaria (evidentemente, el hipocampo cerebral no les funca bien) y les cuesta recordar dónde se encontraba hace unos años cada una de las figuras que hoy admiran y defienden. Critican las privatizaciones de los ´90 y festejan la reestatización de Aerolíneas Argentinas. A YPF sólo la nombran cuando tienen que ir a comprar puchos de noche al AM/PM, los lobbies de las telefónicas para ingresar en el mercado televisivo nunca existió y Néstor firmó la fusión Cablevisión-Multicanal con una pistola en la cabeza. 
Tienen una facultad innata para calificar políticamente a cualquier interlocutor sin conocerle siquiera la cara. Para ellos sólo existe una clase de ciudadanos: los que son kirchneristas. La sociedad la dividen con un fibrón en el que ponen de un lado a los que votan a Cristina y, en el otro, a los que no. Y así, mientras desprecian a la mayoría del electorado que no la votaría jamás, sostienen que «Cristina gobierna para quien la voto», al mismo tiempo que exigen respeto por la Presidente de todos y todas los argentinos y argentinas.
Así andan por la vida, apostando todo el factor emocional sin pensar en el mañana, con el riesgo de que no alcancen los terapeutas de la Patria si en diciembre se acaba la joda.
Y ya que hablamos de militancia, hace un par de días que varios me vienen bombardeando por el temita del crecimiento de las villas. Algunos lo hacen desde los comentarios, otros lo hacen vía mail. Yo entiendo que podrá dolerles tener que ver la realidad con otros ojos, pero si abandonaran de vez en cuanto las charlas de café y salieran a caminar, quizás comprenderían mejor las cosas. Es más sencillo diagramar la revoución socialista para los próximos 10 años desde el bar Homero Manzi de San Juan y Boedo, en el buffet de alguna facultad o en el 36 Billares de Avenida de Mayo, bien cerquita del campamento que tenían los Qom. Es más fácil, mucho más fácil que salir a recorrer la calle o, cuanto menos, leer de vez en cuando alguna estadística. 
De 2002 a 2007, la villa 1-11-14 cuadruplicó su cantidad de habitantes, ganándole la guerra del boom de la construcción a la villa 31 que sólo duplicó su gente, aunque han conseguido varios laureles arquitectónicos gracias a esos edificios de 6 pisos sostenidos sobre dos columnas. Si este dato no les agrada, el Instituto de Censos y Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires sostiene que la población en los distintos asentamientos port
eños creció un 25% sólo entre 2008 y 2009, aplicando una clara política de desprestigio al Modelo de Distribución de la Riqueza. Como el golpismo no se detiene en la construcción de trincheras, la CIA debe haber financiado el crecimiento de los asentamientos en la ciudad de La Plata y sus alrededores, donde el aumento de la población en situación precaria fue del 60% sólo en 2009. A todo esto, en la Provincia de Buenos Aires se realizó un relevamiento paralelo a nivel gubernamental hace algunos años que arrojó como resultado que los asentamientos en el conurbano bonaerense crecieron un 57% en 5 años y que viven 2 millones de personas repartidas en mil villas. Obviamente, este dato ya no sirve, dado que el estudio es de hace 4 años.
Como todos estos datos probablemente serán desprestigiados, cabe aclarar que el querido y emblemático INDEC se encontró con que las villas de la Ciudad de Buenos Aires crecieron un 50% en la última década, pero que si les suman los residentes en casas tomadas, la cifra trepa a un incómodo 98%. A todo esto, distintas Organizaciones No Gubernamentales y analistas del propio INDEC sostienen que el último censo nacional se vio viciado por el temor de los censistas a ingresar a las villas y que, al número final, habría que sumarle un 30%. 
Puedo entender que los militantes se hayan sentido conmovidos cuando la Presi dijo que el boom del crecimiento impactó en las villas dado que ahora hay más viviendas de material y menos de cartón, pero confiarle la realidad a una mina que sólo se baja del helicóptero para repartir cheques, ir de la Rosada a Olivos o dirigirse a Aeroparque es, cuanto menos, infantil. Claro que se condice con el espíritu negacionista de sus adeptos, que sólo ven la colorida villa 31 cuando salen en micro de Retiro o bordean la Cildañez cuando se dirigen a Ezeiza o se ponen cascos en la autopista para atravezar Berisso cuando van a quemar los cartuchos a la costa.
Para mayor ilustración, les dejo un post del año pasado del amigacho Occam en su blog Corral de Lobos, en el que habla del Modelo de Crecimiento con Intrusión.
Lunes. Aman tanto a los pobres que los conservan así, casi intactos y en constante crecimiento. Crecimiento demográfico, claro está.